Defensa Del Deudor, S. C.

Cinco reglas que debes aplicar en cada compra

comp

Viene la recta final del 2015 y con ella innumerables tentaciones que pueden llevar tus finanzas a una sala de urgencias.

¿Eres de los que realizan compras inteligentes o los que piensan “ya Dios dirá” y cargan con ellas todo el año o más tiempo? Viene la recta final del 2015 y con ella innumerables tentaciones que pueden llevar tus finanzas a una sala de urgencias.

Estamos a menos de 15 días de que comience El Buen Fin y los meses sin intereses te hagan ojitos, además que a los trabajadores del gobierno les adelantarán la mitad de su aguinaldo.

Por ello, es importante que planees cómo utilizarás ese dinero que tardó un año en llegar, establece Sofía Macías Liceaga, vocera del programa de educación financiera de MasterCard, Consumo Inteligente.

ORGANÍZATE

Si eres de los que aprovecharás las promociones para adelantar tus compras de fin de año, te hacemos estas recomendaciones:

1. Evalúa la compra. ¿Realmente lo necesitas o sólo lo quieres? Sofía Macías dice que debes ser selectivo con las compras, sobre todo si harás uso del crédito.

2. ¿Puedes pagarlo? El Buen Fin -se supone- está pensado para reactivar la economía del país, pero sólo recibirán antes la mitad de su aguinaldo los trabajadores del gobierno, ¿tú tendrás cómo pagarlo o estará dentro de tus posibilidades hacerlo? Recuerda que son tus ingresos futuros.

3. Respeta tu lista. De lo contrario podrías sobre pasar tu capacidad de pago y endeudarte de más, y no comenzarás el nuevo año de la mejor forma.

4. Pide opiniones. La mejor publicidad es de boca en boca, en este caso úsala a tu favor y conoce las opiniones de otros consumidores sobre esa marca.

5. Piénsalo dos veces. ¿Cuántas veces has comprado algo y al llegar a casa ya te arrepentiste? Es porque ya se te bajó la euforia y ahora estás pensando con la cabeza fría; no compres por impulso, date tu tiempo, piensa si realmente es una buena compra, si sabes que no lo es, mejor sal de la tienda.

Fuente: dineroenimagen.com

¿Ya no alcanza para pagar tus deudas? 

Escucha nuestros programas de radio en vivo por Internet: www.radioddd.org*

Y visita nuestra web: www.defensadeldeudor.org

(0155) 5594 5514, 5594 5453 y 5594 5491 contacto@dddmx.org

Por un pago justo de tus #‎deudas‬.

*Checa los horarios

Mexicanos deben ahorrar $100 diarios para su retiro (mínimo)

pensionados630

De no haber un ahorro voluntario suficiente por parte de los trabajadores, el país enfrentará una muy grave crisis de pensionados en unos años, ya que los trabajadores no aportan dinero de forma voluntaria a sus cuentas de ahorro para el retiro.

Menos del 7% de los mexicanos aportan voluntariamente dinero a sus cuentas de ahorro para el retiro.

Para que un trabajador alcance una pensión medianamente suficiente, para el resto de su vida biológica, tendría que aportar mínimo, 100 pesos diarios.

Así las cosas, los trabajadores mexicanos deben incrementar su ahorro voluntario con la mayor cantidad de que puedan, esto dijo la Comisión Nacional del Ahorro para el Retiro (Consar).

Por ejemplo:

Con un ahorro adicional de 10 pesos diarios un trabajador con un ingreso de tres salarios mínimos y una densidad de cotización de 100 por ciento, es decir, haber cotizado al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) ininterrumpidamente durante 18 años, tendría al final del periodo 252 mil 839 pesos; con 50 pesos por día alcanzaría 654 mil 762 pesos, y con 100 pesos diarios podría conformar un fondo de retiro de un millón 157 mil 166 pesos.

Sin ahorro voluntario, el mismo trabajador habría acumulado en su cuenta de retiro 152 mil 358 pesos, de los cuales 83 mil 505 corresponderían a las aportaciones obligatorias y 68 mil 854 pesos a los rendimientos obtenidos.

¿Tú podrías vivir el resto de tu vida después de jubilarte con 152 mil pesos? Claro que no.

El próximo sábado se celebra el Día del Ahorro, mediante el cual se busca, dijo el organismo, remarcar a escala mundial la importancia que tiene el ahorro en la economía de las familias y de manera personal.

Para tal efecto, la Consar realizó un ejercicio de cálculo sobre cómo el ahorro voluntario impacta favorablemente en las pensiones que recibirán los trabajadores al final de su vida laboral.

En ese sentido, dijo la Consar, el ahorro voluntario para mejorar el nivel de las pensiones debe iniciarse a la brevedad, es decir, a una edad temprana (porque) posponer este tipo de ahorro y dejarlo para una edad madura o en la víspera de la tercera edad no es una buena estrategia, si se desea contar con un retiro cómodo al final de la vida laboral.

Hasta septiembre pasado el ahorro voluntario en el Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) se ubicó en 32 mil 399 millones de pesos. Esa cifra apenas representa 1.31 por ciento del total de recursos acumulados de manera obligatoria, que en el mismo mes alcanzaron 2 billones 469 mil 600 millones de pesos (equivalente a 14 por ciento del producto interno bruto del país).

De hecho, la propia Consar ha venido insistiendo en que la tasa de aportación a la cuenta individual de ahorro para el retiro en México es muy baja, con apenas 6.5 por ciento, y es menor a la de otros países con esquemas similares, como Suecia, donde el ahorro es de 17.2 por ciento del salario mínimo base; Colombia, donde la tasa de contribución es de 16 por ciento; El Salvador, con 13 por ciento, y hasta Chile, Perú y República Dominicana, donde la tasa es de 10 por ciento.

La situación se complica si se toma en cuenta que, como lo diagnosticó recientemente la Consar, los trabajadores transitan entre el sector formal e informal, lo que reduce el periodo de cotización y los recursos acumulados, además que hay periodos no laborales que se traducen en una menor cotización a los fondos de pensiones.

Actualmente, determinó el organismo, seis de cada 10 trabajadores de la población ocupada se encuentran en la informalidad y por tanto no tienen acceso a la seguridad social, incluidos los fondos de pensiones.

¿Tu salario ya no alcanza para pagar tus deudas? 

Escucha nuestros programas de radio en vivo por Internet: www.radioddd.org*

Y visita nuestra web: www.defensadeldeudor.org

(0155) 5594 5514, 5594 5453 y 5594 5491 contacto@dddmx.org

Por un pago justo de tus #‎deudas‬.

*Checa los horarios

¡No te endeudes en este regreso a clases!

regresoaclases1

Por lo menos siete, de cada diez mexicanos que son padres de niños y jóvenes en edad escolar, entre los niveles de kínder y hasta secundaría, utilizarán sus líneas de crédito para financiar la compra de útiles, uniformes y colegiatura de este regreso a clases. Lo peor de todo, es que no tienen claro bien a bien hasta donde se van a endeudar y mucho menos, bajo cual esquema pagarán esas nuevas deudas contraídas.

Pablo y Marina son padres de tres niños, dos de ellos van en primaria y el otro ya pasó a secundaria. Ambos se encuentran muy angustiados, pues no saben como le harán para poder comprar las listas de útiles escolares, y demás gastos que se vienen para este regreso a clases. Ellos no saben bien a cuanto ascienden sus gastos mensuales, ya que no manejan un presupuesto y por lo tanto, no llevan un control en sus gastos para poder cuidar su dinero. Por eso ahora ven como una salida irremediable el comprar gran parte de los útiles escolares por medio de sus -ya de por sí muy saturadas- tarjetas de crédito.

Situaciones como éstas son muy comunes, por lo que es importante que se lleve una planificación financiera de todos los gastos que tenemos a lo largo de cada mes, identificando los gastos cíclicos (cortes de cabello, revisiones médicas, etc.)  y estacionales (útiles escolares, uniformes, colegiaturas, etc.), a fin de que identifiques los desembolsos importantes que tienes que realizar durante el año y planees esos gastos. De tal manera, cuando llegue el periodo de regreso a clases cuentes con el dinero necesario para solventarlos, pues el inicio de un nuevo ciclo escolar representa una inversión significativa.

¿CÓMO MANTENER SANA MI BILLETERA?

Mantener tus finanzas sanas no es tan complicado, sólo es cuestión de organización y de fijarte metas. Para ello necesitas llevar un registro de todos tus gastos diario (sí, al principio es complicado, pero después de unas semanas se te hará una costumbre) e ingresos por mínimos que sean (a esto se le llama presupuesto). Es importante sepas que existen tres tipos de gastos: fijos, variables y prescindibles (hormiga y otros). También en el ingreso se distingue el fijo (como el sueldo quincenal en tu trabajo) y variable (como lo que podrías ganar por la venta de ropa, cosméticos y otras cosas similares). Todos ellos se deben de registrar en tu presupuesto.

GASTOS, GASTOS Y MÁS GASTOS…

Fijos: Los gastos fijos son aquellos que realizas de manera obligada mes con mes como por ejemplo, alimentación, transporte, servicios, renta, etc.,

Variables: Los variables son gastos que cambian de acuerdo con los gustos y actividades de cada persona. Por ejemplo, comidas fuera de casa, idas al cine, compra de ropa y calzado, etc. Por último, los prescindibles como su nombre lo indica son eso, prescindibles, es decir, puedes abstenerte de ellos.

¿Y EL INGRESO?

Fijo: El fijo son las entradas de dinero regulares, como un sueldo o una pensión.

Variable: El variable son todas esas entradas cuyo monto cambia mes a mes, como bonos, premios, propinas, etc.

Elaborando un presupuesto verás que podrás planear mejor el gasto para regreso a clases, al registrarlo en papel te darás cuenta de la cantidad de dinero que requieres y del ahorro que necesitas hacer para ello. Además te servirá para definir el tiempo que tardarás para reunir tal cantidad de dinero. El plasmarlo en papel te ayuda a mantener un equilibrio en lo que ganas y gastas, pues te permite analizar tus patrones de consumo y ver cuánto y a dónde canalizas tus ingresos.

¡MI PRESUPUESTO NO ME “CUADRA”!

Al hacer el balance de tu presupuesto si los gastos son mayores que los ingresos, revisa los rubros a los que destinaste tu dinero y analiza en cuáles puedes recortar gastos. En ocasiones, puedes observar con este tipo de registro todo el dinero que se esfuma en la compra de gastos hormiga, como el café, el cigarrito, el chicle, el taxi, la boleada, botanas, refrescos, el viene viene, etc.

El objetivo de realizar el presupuesto es que tus recursos se vayan hacia los rubros de mayor interés para ti y evitar gastos innecesarios (hormiga) y con ello desaparezca tu ingreso.

Como padre y madre de familia, siempre deseas lo mejor para tus hijos (as). No obstante, es importante estés consciente de cuánto puedes gastar en la educación de ellos (as), pues el nivel de tus gastos siempre tiene que estar en función de tus ingresos. Presupuestar el desembolso en educación, permite no descuidar otros gastos importantes, ni desequilibrar las finanzas personales o familiares.

Considera que el gasto en educación no sólo se incrementa según el número de hijos que acuden a la escuela, sino también conforme avanza el grado escolar. Planea para que el regreso a clases no sea un tema difícil para tu bolsillo y desequilibre seriamente tus finanzas personales. Las palabras clave para cubrir los gastos en esta temporada de regreso a clases son planear y ahorrar.

Además de llevar a cabo una planificación financiera, realizar un presupuesto, considerar la cantidad de dinero que requieres ahorrar, ver cómo organizas tus compras y gastos en este regreso a clases, también es de vital importancia compares precios, pues es el secreto para hacer que tu dinero te rinda, ahorres y no tengas que realizar un desembolso adicional por un mismo producto. Traza la ruta para que no te pierdas.

ANTES DE COMPRAR, ¡COMPARA!

Los comparativos de precios son fundamentales. Hoy por hoy, gracias al mayor acceso que se tiene al Internet, es posible hacer muchos de estos comparativos desde la comodidad de nuestros hogares. Una muy útil herramienta nos la proporciona la Profeco a través de su sección: Quién es Quién en los Precios La puedes checar desde su sitio en internet http://www.profeco.gob.mx, así como en la aplicación móvil disponible de manera gratuita para las plataformas iOS y Android, puedes consultar los precios de más de 400 artículos escolares, así como también de libros de texto, uniformes y tenis, en 54 ciudades del país, incluido el Distrito Federal.

¡QUE NO TE GANE EL TIEMPO!

Entre más tardes en ir surtiendo esas listas de útiles, más pesado se te hará poder comprar todo. Lo ideal es ir repartiendo ese gasto desde el primer momento que tengas en tu poder las listas de útiles escolares.

¿RECICLAR ÚTILES?

Un buen truco, es siempre revisar los útiles escolares del año pasado para ver cuales de estos útiles, aún son útiles y pueden ser utilizados en el siguiente ciclo escolar. Si lo haces bien, podrás ahorrarte una buena cantidad de $$$.

RECUERDA: 

Para ahorrar hasta 60%, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) y los especialistas en finanzas te recomiendan:

  1. Elabora un plan financiero anual y considera el gasto por concepto de regreso a clases, para que cuando llegue el tiempo no te veas en aprietos.
  2. Ahorra una suma mensual para este concepto considerando el monto y el tiempo que tienes para juntar dicha cantidad. Así sabrás lo que necesitas destinar a este rubro.
  3. Revisa los útiles escolares del ciclo escolar pasado y reutiliza los que están en buen estado.
  4. Toma en cuenta que los artículos escolares con imágenes alusivas a los personajes de moda, por lo regular, suelen ser de precio más alto. Así, que si por ejemplo, vas a forrar los cuadernos, no tiene caso gastes  de más. Evita gastos superfluos.
  5. Lleva tu lista de útiles y sólo adquiere lo necesario para que no te salgas de presupuesto y desajustes tus finanzas.
  6. Antes de comprar, revisa que  los artículos que estás eligiendo estén completos y en buen estado.
  7. Conserva el ticket de compra. Lo vas a necesitar en caso de hacer alguna reclamación, cambio o devolución.
  8. Evita comprar en el mercado informal. Considera que existen productos fabricados sin ninguna norma de calidad y pueden resultar dañinos para la salud de tus hijos (as).
  9. Compara precios en diferentes establecimientos. Para que no pagues de más por un mismo producto, puedes consultar nuestra herramienta Quién es Quién en los Preciosen el sitio en internet de Profeco www.profeco.gob.mxo a través de la aplicación móvil para teléfonos inteligentes disponible de manera gratuita para iOS y Android. Así no tendrás que ir de tienda en tienda, ni pagarás de más por un mismo producto.
  10. Enseña a tus hijos (as) a cuidar sus útiles y haz conciencia en ellos (as) de la cantidad de dinero que se pueden ahorrar si les dan el uso y cuidado adecuado.

¡LA ESCUELA ME QUIERE CONDICIONAR O ESTÁ ABUSANDO!

Ninguna escuela te puede condicionar la compra de útiles, libros o uniformes. Tú, como consumidor, puedes elegir la mejor opción para ti y tus hijos. Los padres de familia inconformes por cuotas, colegiaturas y demás abusos que se podrían presentar, pueden acercarse a los módulos que les correspondan para denunciar si hay condicionamientos e irregularidades, tales como la exigencia en la compra de servicios o artículos extras como requisito para ingresar a los planteles. Para cualquier información relacionada con el regreso a clases, puedes llamar a estos teléfonos de Profeco: 5568 8722 en el Distrito Federal y 01800 468 8722, desde el interior de la República.

– Si quieres hacer una denuncia, pide con el área de Conciliación y Quejas. Es mejor que hables por teléfono antes de presentarte.

¿Este regreso a clases te dejó sumergido en deudas? En Defensa Del Deudor, SC estamos a tus órdenes, favor de comunicarte con nosotros a los teléfonos (0155) 5594 5453, 5594 5491 y 5594 5514 o bien, visitar nuestra página de Internet www.defensadeldeudor.org también nos pueden seguir en Twitter: @Defensadldeudor y Facebook: Defensa Del Deudor SC.

Comer en casa o en la calle, ¿cómo ahorras más?

tupper--644x362

Si hasta ahora no has encontrado cómo generar un ahorro, quizá puedas empezar por revisar cuánto gastas comiendo en fondas y restaurantes y cuánto podrían mejorar tus finanzas si preparas tu comida en casa.

“La alimentación es uno de los rubros más importantes dentro del gasto de las familias, porque tiene que ver con la supervivencia pero también con la salud, el rendimiento y la productividad”, señala la autora del libro ‘Pequeño Cerdo Capitalista’, Sofía Macías.

Los mexicanos destinan 34% de sus ingresos monetario al gasto a alimentos, bebidas y tabaco, de estos recursos 21% en promedio se gastan fuera del hogar, según la última Encuesta Nacional de Ingresos y Gasto de los Hogares 2012 (ENIGH).

Si bien no es un gasto que se deba eliminar, sí se puede economizar, incluso para las personas que por su actividad no tienen otra opción más que comer fuera de casa. “Ellos deben integrar en su presupuesto quincenal el gasto fijo de comida fuera del hogar y no rebasarlo”, dijo el académico del departamento de Ciencias Económicas de la Universidad Panamericana (UP), Eduardo López.

Gasto en tres tiempos

Se realizó un ejercicio práctico para calcular cuánto dinero gasta semanalmente una persona que decide cocinar y lleva comida a la oficina, si come en una cocina económica o si lo hace en un restaurante.

“La ventaja de prepararlo en casa es que sólo una vez compras todos los ingredientes y el costo de ellos se prorratea los demás días de la semana”, explicó Macías.

Pero el ahorro por dejar de comer en la calle podría perderse por el gasto en los servicios e ingredientes extra para cocinar, advirtió López. Además, el tiempo para prepararlos tiene un costo intangible que puede modificar la ecuación.

DESAYUNO

Sandwich de jamón y queso, fruta, jugo de naranja y café. Si la persona desayunara esto por cinco días gastaría 120 pesos; si lo ordenara en una fonda, lonchería o cafetería gastaría al menos unos 225 pesos semanales, mientras que si decide desayunar en un restaurante como Vips, el costo aumentaría a 495 pesos.

COMIDA

Sopa, milanesa de res con ensalada de lechuga y pepinos y refresco. A la semana el costo de cocinar en el hogar sería de 150 pesos, en la fonda 300 pesos y en el restaurante 1,045 pesos, esto sin incluir la propina, que puede ser de entre 10% y 16% del total de la cuenta.

CENA

Molletes, pan dulce y leche. El costo es de 140 pesos si el menú se prepara en casa, 275 pesos si lo compras en una fonda y 795 pesos si cenas en el restaurante.

El gasto semanal por comer en casa será de 410 pesos, en una cocina económica de 800 pesos y en un restaurante de 2,335 pesos. Recuerda que en los establecimientos estás pagando la comodidad del servicio y por no tener que lavar los trastes cuando termines de comer.

Evalúa qué te conviene más para no dañar tu cartera.

Si la mayoría del tiempo comes fuera de casa, los expertos te sugieren lo siguiente:

1. Cocina sólo un día a la semana y distribuye en tuppers las porciones que te llevarás diariamente a tu trabajo.

2. Coordínate con otros compañeros del trabajo para que cada día le toque a uno llevar un platillo para compartir.

3. Organízate en la oficina para que una persona les cocine y les lleve a todos un menú.

4. Haz solo un platillo para la comida pero que contenga todos los nutrientes como arroz o pasta con verduras y un poco de carne.

5. Disminuye la frecuencia de comidas fuera y compénsalas con comidas preparadas en casa.

6. No compres frituras o dulces entre comidas, mejor lleva fruta o verduras desde tu casa.

7. Usa redes sociales para buscar lugares distintos para comer, más saludables y a buen precio. A veces puedes encontrar promociones o descuentos.

Como siempre, aquí en la Organización Nacional de la Defensa Del Deudorseguimos trabajando en beneficio de toda la comunidad de deudores responsables que buscan opciones reales para acabar con sus deudas, con un pago justo y en condiciones que se adecuen a su situación económica.

Para mayor información, comunícate con nosotros a través de nuestros teléfonos: (0155) 5594 5453 y 5594 5491 con 10 líneas a tu servicio.

www.defensadeldeudor.org

Escucha más: www.radioddd.org

Fuente: CNN Expansión

10 mitos que descalabran tus finanzas

201405281201370.UH-Contadores 2

Las creencias sin sustento pueden alterar la estabilidad de tu economía. No dejes que los mitos se apoderen de tus finanzas personales.

La Comisión Nacional para la Protección y  Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) publicó un artículo sobre los mitos que desequilibran tu bienestar económico.

1. “Puedo llevar un control mental de mis finanzas”

Olvídalo. Si no puedes recordar cuánto gastaste ayer, es más complicado de lo que supones controlar de forma mental tus finanzas durante una quincena o mes.

Anota tu presupuesto y regista tus gastos cotidianos. Después compáralos con tus ingresos para que sepas el estado de tus finanzas actuales.

2. “No me alcanza para ahorrar”

Otra creencia errónea es que no ganas lo suficiente para empezar a guardar una parte de tu quincena y, por tanto, no lo haces. El ahorro es en proporción a tus posibilidades. Lo importante es construir un hábito.  Para ello necesitas organización y disciplina. No se trata de guardar lo que te sobre, sino de una cantidad fija. Acude a tu prespuesto por escrito para saber cuánto puedes ahorrar cada mes.

3. “El mejor lugar para tener el dinero es mi casa”

Si guardas el dinero bajo el colchón puede salirte muy caro. En casa corres el riesgo de perderlo o que te lo roben, incluso que lo malgastes al tenerlo cerca. Tampoco pienses en una tanda para guardar tus ahorros, pues quien la organiza puede quedarse con ellos.

4. “Si compro a meses sin intereses, nunca pagaré un peso de interés”

Los contratos de tarjetas de crédito prevén los incumplimientos en pagos fijos o meses sin intereses, el banco puede cancelar el beneficio y cargar a la cuenta revolvente el saldo pendiente total, aplicando la tasa de interés correspondiente. Por lo general se envía sólo la mensualidad con incumplimiento a la cuenta revolvente. Lo cierto es que la suspensión de pagos generará intereses.

5. “Siempre es más barato comprar casa que rentar”

Si no cuentas con el ahorro suficiente para dar un enganche de por lo menos 35%, contratar un crédito hipotecario no es alternativa, pues la mayor parte de la mensualidad se irá al pago de intereses. En estos casos la opción es seguir ahorrando. Antes de adquirir un préstamo, verifica tu capacidad de pago.

6. “Los seguros son innecesarios”

Todos los días  te expones a riesgos. No basta con tomar precauciones, pues los accidentes, como desastres naturales o enfermedades,  no dependen de ti. Considera esta opción para estas eventualidades.

7. “Si dejo de cotizar o fallezco, mi dinero se lo queda la Afore”

Los recursos de tu cuenta son de tu propiedad, y aunque dejes de cotizar por largos periodos siguen generando rendimientos. Cuando llegues a la edad de tu retiro te entregarán tus recursos por medio de una pensión o en una sola exhibición. Si falleces, ese dinero pasa a tus beneficiarios.

8. “Sólo los expertos pueden invertir”

Aunque las decisiones de inversión no se toman con facilidad, tampoco es una actividad de un especialista financiero. Lo que debes tener claro es que el dinero se pone a trabajar en busca de una ganancia a futuro. Existen riegos que responden a una mayor rentabilidad y el tipo de instrumento que uses.  Nunca inviertas en algo que no entiendes y siempre busca asesoría de un profesional.

9. “Puedo pagar deudas viejas con deudas nuevas”

Falso. Sobre todo si tu nivel de endeudamiento es ya alto, lo único que estarás haciendo es hacer crecer una bola de nieve que al corto plazo se saldrá de control. Pagar deudas con más deudas es el equivalente de tapar hoyos, haciendo más hoyos.

10. “El retiro laboral no me preocupa; soy muy joven y falta mucho para eso”

El único responsable por tu posteridad eres tú, y por ello es necesario que comiences a ahorrar para tu retiro. Desde hoy ahorra para tu retiro en una Afore y realiza aportaciones voluntarias de acuerdo con tus posibilidades.

Como siempre, aquí en la Organización Nacional de la Defensa Del Deudor seguimos trabajando en beneficio de toda la comunidad de deudores responsables que buscan opciones reales para acabar con sus deudas, con un pago justo y en condiciones que se adecuen a su situación económica.

Para mayor información, comunícate con nosotros a través de nuestros teléfonos: (0155) 5594 5453 y 5594 5491 con 10 líneas a tu servicio.

www.defensadeldeudor.org

Escucha más: www.radioddd.org

¿Como salgo del bache financiero?

nomoney

¿Terminar la quincena se convirtió en una tortura para tu bolsillo?, ¿destinas más de 30% del salario al pago de las deudas? y ¿por más que te esfuerzas las cuentas se acumulan mes con mes?

Se trata de una realidad que afecta a cientos de familias de nuestro país, debido a un deterioro en sus finanzas, al abuso del crédito, las compras a meses sin intereses y al aumento de sus necesidades de consumo.

Dicho problema afecta a seis de cada 10 familias que cubren sus adeudos en tarjetas, financiamientos personales y necesidades básicas en abonos.

Para dimensionar el tamaño del problema basta con informar que la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) reportó que la cartera vencida –tasa de créditos con tres o más meses sin pagar– de todo el sector bancario se incrementó 17% al cierre de marzo pasado, al sumar  91 mil 326 millones de pesos.

Además, el organismo reportó que la morosidad en tarjetas de crédito pasó de 14.19 a 15.7%, entre marzo de 2013 y el mismo mes de 2014, mientras que en financiamientos personales y de nómina la tasa de impago avanzó de 14.58 a 16.36% y de 9.89 a 12.53%, respectivamente.

¿Cual es la mejor solución?

Cuando una persona ve disminuidos sus ingresos, porque la quincena no es suficiente o no administra sus recursos, lo primero que deja de pagar son las deudas.

Bájale al gasto cotidiano

Si lo haces generas un ahorro de hasta 30%, que te permitirá liquidar más rápido las cuentas por pagar:

• Determina prioridades.  Señala cuáles son los pagos más importantes: alimento, renta, agua, luz, gas, telefonía, transporte, deudas, colegiaturas o vacaciones.

• Arma un presupuesto. Registra todos tus gastos; asigna una cantidad según su importancia y recorta lo innecesario: salidas a comer, cine, refrescos o parrandas.

• Bájale al recibo del agua, luz, gas, telefonía e Internet. Apaga las luces y desconecta los aparatos que no usas; báñate en cinco minutos, ocupa menos agua al lavarte la cara, los dientes, los trastes y la ropa.

• Evita el desperdicio de alimentos. El 30% se va a la basura porque la mayoría compra de más.

¡Toma nota!

Para cubrir los hoyos en tu economía personal o familiar te recomendamos:

1. Analiza tu posición financiera. Haz un recuento de todas las deudas: bancarias, servicios y con familiares. Que no se escape nada, es importante saber cuán profundo está el pozo.

2. Evalúa tus ingresos: cuánto percibes al mes y proyéctalo hacia un año; incluye los ingresos extraordinarios como gratificaciones, bonos y utilidades. Recuerda que todo sirve.

3. Enlista tus propiedades: departamentos, casas, terrenos, autos, valores, acciones o depósitos. Su valor puede ayudar a cubrir huecos de los adeudos más importantes.

4. Elabora un plan de pago. Calcula cuánto de tus deudas puedes cubrir con tus ingresos ordinarios. Descuenta lo necesario para la renta, comida, servicios, colegiaturas y transporte.

5. Si aún no te alcanza, usa los ingresos extraordinarios (gratificaciones y bonos) para liquidar la mayor parte de tus pasivos. De ser necesario, vende alguna de tus propiedades.

6. Renegocia tus adeudos. Acércate a nosotros. Seguramente encontraremos la mejor opción para renegociar tus deudas y que las puedas cubrir en un tiempo que se acomode a tu realidad económica y con una cantidad justa, lee: ¿Cómo salir de deudas?

Tú no tienes que atravesar este proceso solo. Un asesor de nuestra organización, especialista en la materia, puede evaluar tu situación, responder tus preguntas, examinar cuáles son tus opciones, priorizar tus deudas y ayudarte a preparar la mejor estrategia para que tengas finanzas sanas.

Si tienes cualquier duda, llama a nuestras oficinas y con gusto podremos ayudarte a resolverla: (0155) 5594 5453

O bien, ingresa a nuestro sitio web, donde contamos con un foro de asesoría legal: www.defensadeldeudor.org

La Organización Nacional de la Defensa Del Deudor, S. C. y la Comisión nacional para la Defensa de los Usuarios de los Servicios Financieros(CONDUSEF), queremos que sepas qué es lo que puedes hacer para que tengas una buena cultura financiera.