Defensa Del Deudor, S. C.

¿Cómo pasar por EL BUEN FIN y no morir (financieramente) en el intento?

buen-fin

Finalmente estamos en esa época del año, donde la picazón en el bolsillo es fuerte y queremos gastar, hablamos de El Buen Fin, un fin de semana en los que miles de marcas y comercios bombardean con publicidad variada para que gastes muchas veces, lo que no tienes.

¿Cómo evitar salir super endeudados?

El chiste es valorar primero como estamos económicamente; si REALMENTE quieres tener finanzas sanas, te deberás apegar a los siguientes cálculos:

CUANDO NO HAY SOBREENDEUDAMIENTO

Es decir, que aún puedes pagar tus créditos sin problema y tienes un flujo de ingresos constante y estable, tus cálculos deberán ser así:

Cuanto ganas cada mes – tus gastos fijos mensuales – un fondo de ahorro (aunque sea bajo)= tu nivel máximo de endeudamiento

Por ejemplo, si ganas $10,000 mensuales y tus gastos fijos mensuales ascienden a $7,000 (comida, ropa, renta, pagar deudas, etc), y tu fondo de ahorro es de $2000 al mes, tu nivel de endeudamiento máximo rondaría los $1000.

OJO: Toma en cuenta que para salir rápido de una deuda de tarjeta de crédito, tendrás que pagar al menos 3 veces el saldo mínimo mensual.

CUANDO YA HAY SOBREENDEUDAMIENTO

Es decir, cuando ya no puedes pagar tus créditos y no tienes un flujo de ingresos constante y estable, tus cálculos deberán ser así:

Cuanto ganas cada mes – tus gastos fijos mensuales – tu ahorro mensual para negociar tus deudas.

Aquí como podrás ver, NO hay un nivel máximo de endeudamiento, pues ya lo sobrepasaste, ahora hay que revertirlo antes de adquirir más deudas.

img_7666

¡NO TENGO SOBREENDEUDAMIENTO!

En ese caso, sí podrás comprar y aprovechar algunas ofertas, para evitar que al rato caigas en el problema de no poder pagar tus deudas, aquí te damos algunos consejos:

Haz un presupuesto

Define bien que vas a comprar, y maneja un presupuesto para esa compra. Mantente firme y no te salgas de ese presupuesto. No caigas en la tentación de comprar por impulso, si sientes ese deseo, date una vuelta de unos 15 minutos, verás como de pronto ya no sentirás esa necesidad de comprar por comprar.

Compara antes que nada

Ahora, gracias al Internet, desde tu casa puedes comparar precios y calidad antes de comprar casi cualquier cosa. También es buena idea que vayas a distintas tiendas y veas los productos físicamente, eso te dará una mejor noción de que y en donde comprar.

No te vayas con la finta de los Meses Sin Intereses

Los conocidos Meses Sin Intereses (MSI), te dan la facilidad de dividir tu compra en varias mensualidades sin pagar intereses, pero CUIDADO; que puede llevar a endeudarnos, ya que al sentir que se pagan montos reducidos podemos acumular numerosos gastos o pagar hasta en 48 meses un bien que en poco tiempo perderá valor.

“En esta ilusión de pagar abonos pequeños, de repente nos podemos aventar cuatro, cinco y hasta seis compras, pero cuando los sumas, se vuelven cantidades que no son tan sencillas de pagar en un sólo mes”.

Además, siempre verifica que los precios a MSI correspondan realmente al pago de contado.

Compre ahora y pague después

Los esquemas de “pago tardío”, “pago demorado” o “disfrútelo ahora y pague en febrero”, son otro ‘gancho’ que ofrecen varios comercios. Toma en cuenta que el tiempo pasa rápidamente y al final, sea como sea, tendrás que comenzar a pagar ese producto.

Revisa y valora antes de comprar

Haz cuentas y ve como andas con tus deudas actuales antes de adquirir más. Si por ejemplo, ya tienes algún artículo a meses sin intereses, antes de comprar otro calcula cuánto pagarás mensualmente.

El crédito NO es una extensión de tu salario

El que te ofrezcan una tarjeta nuevecita en la tienda, NO quiere decir que tengas una mayor capacidad de endeudamiento, esa tarjeta solo te dará acceso a una línea de crédito que vas a tener que pagar, cuidado con eso.

Cuida tu dinero, saca provecho real de las ofertas

Este Buen Fin podría ser una buena oportunidad de adquirir artículos que necesitas a un mejor precio o condición, no dejes que tu cartera se salga de control, de verdad, no te queremos ver en nuestras oficinas el año entrante porque “ya no pudiste pagar” 🙂

buen-fin

________________________________________________

Si las deudas se han convertido en un problema en tu vida, contáctanos, podemos ayudarte.

Defensa Del Deudor, SC.

contacto@dddmx.org

(0155) 5594 5514, 5594 5453 y 5594 5491

www.defensadeldeudor.org

Video: ¿Qué es Defensa Del Deudor?

Programas de radio de asesoría en vivo, lunes 3 pm y jueves 9 pm: www.radioddd.org

Cinco reglas que debes aplicar en cada compra

comp

Viene la recta final del 2015 y con ella innumerables tentaciones que pueden llevar tus finanzas a una sala de urgencias.

¿Eres de los que realizan compras inteligentes o los que piensan “ya Dios dirá” y cargan con ellas todo el año o más tiempo? Viene la recta final del 2015 y con ella innumerables tentaciones que pueden llevar tus finanzas a una sala de urgencias.

Estamos a menos de 15 días de que comience El Buen Fin y los meses sin intereses te hagan ojitos, además que a los trabajadores del gobierno les adelantarán la mitad de su aguinaldo.

Por ello, es importante que planees cómo utilizarás ese dinero que tardó un año en llegar, establece Sofía Macías Liceaga, vocera del programa de educación financiera de MasterCard, Consumo Inteligente.

ORGANÍZATE

Si eres de los que aprovecharás las promociones para adelantar tus compras de fin de año, te hacemos estas recomendaciones:

1. Evalúa la compra. ¿Realmente lo necesitas o sólo lo quieres? Sofía Macías dice que debes ser selectivo con las compras, sobre todo si harás uso del crédito.

2. ¿Puedes pagarlo? El Buen Fin -se supone- está pensado para reactivar la economía del país, pero sólo recibirán antes la mitad de su aguinaldo los trabajadores del gobierno, ¿tú tendrás cómo pagarlo o estará dentro de tus posibilidades hacerlo? Recuerda que son tus ingresos futuros.

3. Respeta tu lista. De lo contrario podrías sobre pasar tu capacidad de pago y endeudarte de más, y no comenzarás el nuevo año de la mejor forma.

4. Pide opiniones. La mejor publicidad es de boca en boca, en este caso úsala a tu favor y conoce las opiniones de otros consumidores sobre esa marca.

5. Piénsalo dos veces. ¿Cuántas veces has comprado algo y al llegar a casa ya te arrepentiste? Es porque ya se te bajó la euforia y ahora estás pensando con la cabeza fría; no compres por impulso, date tu tiempo, piensa si realmente es una buena compra, si sabes que no lo es, mejor sal de la tienda.

Fuente: dineroenimagen.com

¿Ya no alcanza para pagar tus deudas? 

Escucha nuestros programas de radio en vivo por Internet: www.radioddd.org*

Y visita nuestra web: www.defensadeldeudor.org

(0155) 5594 5514, 5594 5453 y 5594 5491 contacto@dddmx.org

Por un pago justo de tus #‎deudas‬.

*Checa los horarios

¿Para qué es el buen fin?

BUEN FIN 2018

Buen Fin ¡Para Endrogarte Mejor!

El Buen Fin está ahí, aguardando por nosotros. Nos ofrecerá en charola de plata un menú de productos y experiencias que nos harán más felices. ¿O acaso el Buen Fin es como el lobo feroz disfrazado de la abuelita? Descúbrelo en la Crónica Godínez de esta semana.

Por Arturo J. Flores (@arthuralangore)

Una amiga me preguntó, a una semana de llegar el Buen Fin:

-¿Cuántos libros lees al mes?

Le respondí, orgulloso:

-4 ó 5, por gusto, más lo que leo por trabajo.

Ella replanteó su pregunta:

-¿Y cuántos libros de educación financiera?

Mi silencio cayó tan pesado entre los dos, como esos tacos de birria que me había comido en el tianguis.

-Jamás en mi vida he abierto uno -balbuceé.

Quizá eso pueda explicar por qué yo, como gran parte de los mexicanos, tengo deudas y vivo al día. Tampoco es que le deba una fortuna a un montón de instituciones bancarias o a un ejército de cobradores que esperan a que me distraiga para hacerme una vasectomía sin anestesia, pero quincena a quincena tengo que depositar religiosamente el pago de alguna chuchería comprada a crédito.

Mis ahorros son como mis amores platónicos: inasibles. Camino por la existencia cruzando los dedos para que no haya una emergencia esperando a la vuelta de la esquina para saltarme a la yugular.

Leo bastante todos los días, pero en términos de finanzas personales soy un completo analfabeta.

Desde el mes de noviembre de 2011 se realiza en México el Buen Fin. Inspirado en el Black Friday estadounidense, se trata de un fin de semana en el que los mexicanos disponemos de licencia irrestricta para gastar, aprovechar (falsas y reales) promociones y descuentos.

¿Cuándo no, si es nuestro deporte favorito?

Somos internacionalmente famosos por nuestra capacidad/voracidad de consumo (que no de pago); un mexicano promedio es una máquina de endeudamiento sin (buen) fin. Una vez me confesó un guía de turistas europeo que le gustaba llevar grupos de mexicanos, porque en vez de bombardearlo con preguntas acerca de los sitios históricos, se entretenían comprando durante horas y horas, en los centros comerciales.

Hay sus excepciones y mis respetos para ellos, pero ahí está para asistirme el mal registró en el Buró de crédito, ese limbo económico al que se condena a los pecadores que no saldan después del buen fin sus deudas a tiempo. Tener buena calificación ahí es una tarea complicada. Si Houdini le hubiera debido a un banco, también le costaría trabajo huir de las garras de los señores de las malas calificaciones en el Buró.

Pero se mete uno porque quiere.

Porque quiere una nueva televisión.

Porque quiere cambiar la sala.

Porque quiere llenar el clóset de zapatos.

Porque queremos poseer, saborear, oler y acariciar todos esos preciados objetos que la televisión nos pone enfrente. Porque queremos vestir las mismas marcas que Kim Kardashian o Robert Pattison, aunque sea para modelarlas en el trabajo, contestando teléfonos 10 horas, 6 días por semana.

Porque queremos matar las 3 horas que hacemos de la casa al trabajo y de regreso en el metro jugando Candy Crush en nuestro deslumbrante iPhone 6.

Porque la próxima vez que nos enfrasquemos en la discusión de si es o no penal, podemos repetir la escena en una SmartTV LED de 50 pulgadas.

Porque así, cuando nos sintamos tan agotados como un Procurador después de 40 horas de buscar lo que no encuentra, nos despatarremos en nuestro flamante reposet a recibir un masaje.

Ayer escuché esta conversación entre dos Godínez, uniformados impecablemente y resignados (lo dijeron) a entregar su juventud a una empresa de telemarketing.

-Chale, antes sí nos iba chido. Chambeábamos mi esposa y yo, teníamos los dos sueldos y vivíamos con mi papá, entonces no pagábamos renta.

-¿Y ahora?

-Pues nomás le chingo yo, gano la mitad y somos 4 en vez de 2.

-Chale…

-Sí y mi esposa me dijo el otro día que porqué ya no salimos, que las cosas cambian, que ya no es como cuando éramos novios. ¡Pus cómo, si llego a la casa tronadísimo! Ya nomás quiero dormir y al otro día, párate tempra.

Para eso llegó el Buen Fin, a tentarnos a beber del oasis de consumo que nos infundirá alegría en este desierto de porvenir.

Aunque después nos lo cobre con sangre, aunque a meses sin intereses.

Yo sólo pienso comprar una cosa en el Buen Fin.

Mi primer libro de Educación Financiera.

-Buen Fin, ¿por qué me ofreces estos descuentos taaaaan grandes?

-¡Para endrogarte mejor!≠

________________________________________________

Si las deudas se han convertido en un problema en tu vida, contáctanos, podemos ayudarte.

Defensa Del Deudor, SC.

contacto@dddmx.org

(0155) 5594 5514, 5594 5453 y 5594 5491

www.defensadeldeudor.org

Video: ¿Qué es Defensa Del Deudor?

Programas de radio de asesoría en vivo, lunes 3 pm y jueves 9 pm: www.radioddd.org