Defensa Del Deudor, S. C.

¡Cuidado con las financieras pirata!

Financieras patito

¡Cuidado con las financieras pirata!


La Organización Nacional de la Defensa Del Deudor SC ha detectado este elaborado sistema de estafa, donde los delincuentes, simulan casi a la perfección, a financieras reales, bien establecidas y reguladas.

Navegado por redes sociales, es común ver anuncios como este:

Se anuncian en redes sociales como supuestas financieras, ofreciendo atractivos créditos con condiciones maravillosas: pagos mensuales muy accesibles, plazos muy largos, intereses muy bajos, sin garantías ni avales y dicen que tampoco checan buró de crédito. Además, aseguran estar regulados por CONDUSEF y que incluso aparece su registro ante el SIPRES (Sistema de Registro de Prestadores de Servicios Financieros) y efectivamente, al ingresar al SIPRES la razón social de la financiera en cuestión aparece, todo se ve normal, pero, hay que checar los detalles…

Primero, el anuncio: si bien parecería estar todo en orden, el medio de contacto es la clave: un número de WhatsApp o un mensaje por inbox a la supuesta página de Facebook de la financiera. Ahora, si vemos en el registro del SIPRES, encontraremos los datos oficiales de contacto de la financiera real y veremos que el número telefónico que aparece en la página del SIPRES, no coincide para nada con el del anuncio que vimos en redes sociales. Nuestro consejo es que llamen al número oficial registrado en el SIPRES y ahí verificar si lo mencionado en el anuncio en redes es verdad o solo es un intento de estafa. Al hacer la prueba, verás que 9 de 10 veces te dirán que no son ellos ¡se trata de una suplantación! O lo que es lo mismo, una financiera pirata, que aparenta ser la que realmente está registrada en el SIPRES.

Ojo: estos delincuentes incluso tienen sitios web pirata, que simulan ser de la financiera real. La clave está en que llames a la financiera a su número oficial, que tiene registrado en el SIPRES y confirmes todo, antes de seguir adelante.

Segundo, si contactas a la supuesta financiera por WhatsApp o por mensajería (inbox), te ofrecerán el supuesto crédito fantástico, pero, si sigues adelante con el trámite, en algún punto, antes de darte un centavo del supuesto préstamo, te van a pedir un pago por adelantado para “un seguro”, “el pago de impuestos”, “para garantizar el trámite” o cualquier otra excusa similar.

Aquí es donde debes usar tu lógica: ¿por qué no descuentan ese supuesto pago, del dinero que te van a prestar?

¡Ten cuidado! 

La Organización Nacional de la Defensa Del Deudor, recomienda no enviar jamás ningún tipo de información personal, sin antes haber validado de forma correcta, a través de CONDUSEF y del SIPRES, que en realidad estás tratando con la financiera real y no con la versión pirata, la cual, sólo te sacará dinero y jamás te dará un centavo del supuesto crédito que te ofrecían. Tan solo te bloquearán y habrás perdido ese dinero. 

Si ya fuiste víctima de estos estafadores, haz tu denuncia ante la agencia del Ministerio Público de tu localidad o a través del MP Virtual. ¡No te quedes de brazos cruzados!

Entrevista: Hablamos con la CONDUSEF en entrevista de este y otros temas aquí


Si las deudas se han convertido en un problema en tu vida, contáctanos, podemos ayudarte.

Defensa Del Deudor, SC.

contacto@dddmx.org

Mándanos un WhatsApp: 55 86768307

https://www.defensadeldeudor.org

Pedir dinero a una Fintech… ¿Es buena idea? (préstamos por medio de una App)

Fintech, un préstamo a unos cuantos “clics”, pero… ¿Cuáles son los riesgos?

Las financieras tecnológicas (mejor conocidas como “Fintech”) ofrecen créditos a través de una App o un portal web ¿Son realmente una opción? aquí te lo decimos todo.

Navegas por tu muro de Facebook y de pronto aparece un anuncio que te ofrece un “atractivo préstamo” ¿lo mejor? solo debes descargar una App o entrar a un sitio web, dar unos cuantos clics ¡Y listo! Fácil, rápido y sin revisar tu historial crediticio (casi siempre). Para ti, pareciera la solución milagrosa a ese problema de efectivo que tienes justo ahora: un préstamo inmediato, sin el lio que es pedirle a un banco… Pero… eso precisamente: ¿y los “peros”?

Primero ¿qué es una Fintech?

Una FinTech es una industria en la que las empresas usan la tecnología para brindar servicios financieros. Es decir, ofrecen créditos y/o financiamientos a personas físicas o morales, sin tener sucursales físicas tradicionales y todas sus operaciones se celebran por medio de aplicaciones de celular o plataformas virtuales en Internet.

El problema inicia precisamente con la “facilidad” que tiene el cliente para obtener un crédito; literalmente basta con descargar la App de la Fintech o ingresar a su sitio web para acceder a una línea de crédito, pero las condiciones bajo las cuales quedará el crédito no son del todo claras. En la pantalla de la app se puede calcular lo que se va a pedir prestado y -la mayoría de las veces- el interés ordinario a pagar, pero no dan información tan importante como plazos, intereses moratorios, comisiones, recargos, etcétera. Además de no señalar tan poco de forma clara, a cuál información tendrá acceso la App de la Fintech al instalarla en nuestros teléfonos.

También lee: ¿Cómo salir de deudas?

Y es que suele pasar que somos muy descuidados con un tema tan delicado como son, los permisos otorgamos a las apps al instalarlas. En este caso, se podríamos dar permisos a la App de la Fintech a cuestiones personales y/o privadas, como el acceso a nuestra ubicación en tiempo real, a nuestra cámara, a nuestro micrófono y la más común: acceso a nuestro directorio de contactos telefónicos, el cual descargan automáticamente al momento de instalar la App.

¿Y el contrato?

Otro problema radica nuevamente en el descuido por parte del usuario, al aceptar este tipo de créditos sin darle la importancia al contrato de apertura de crédito (que siempre existe) que respalda dichos créditos. Muchas veces el usuario ni siquiera sabe que hay un contrato, mucho menos lo lee. Lo importante es, que en los sitios web de la mayoría de las Fintech, podremos encontrar (a veces con cierta dificultad), el contrato que respaldará ese crédito que queremos pedir. De no encontrarlo, el cliente podrá solicitarlo. Si te niegan el contrato, mejor sal de ahí.

Tasas de interés elevadísimas

Si bien hay Fintech que manejan tasas de interés que se encuentran dentro del promedio de las instituciones financieras tradicionales (como bancos), estas son las menos y en productos financieros como tarjetas de crédito solamente. Por desgracia, cuando hablamos de préstamos personales a través de una Fintech, por su configuración a “corto plazo” el CAT o Costo Anual Total que manejan es excesivo, llegando a más del 5000%. Lo que vuelve la deuda simplemente impagable. Por eso la importancia de leer detenidamente el contrato antes de aceptar un crédito.

Cobranza

Otro de los problemas (quizás uno de los más serios), se da cuando el cliente ya no puede pagar la deuda contraída con la Fintech: la cobranza. La cual además de tornarse muchas veces agresiva y amenazante, por parte de los despachos de cobranza que son contratados por las Fintech para recuperar esa cartera vencida, también es frecuente que molesten a los contactos que tenemos registrados en nuestro móvil y a los que dimos acceso a la Fintech al instalar su App.

También lee: Hablamos para SDPNOTICIAS de las Apps de préstamos ilegales.

Esto es a todas luces ilegal, pues la ley señala en su Art. 284 Bis del código penal que el uso de la violencia o la intimidación para cobrar una deuda, son ilícitos, ya sea en persona o a través de cualquier medio (como mensajes de texto), además, la Ley de Protección y Defensa al Usuario de Servicios Financieros, señala en su CAPÍTULO II, en relación a las obligaciones de las Entidades Financieras, inciso VII, d) que no se podrá realizar cobranza a terceros (familiares, amigos, etcétera), incluidas referencias personales y beneficiarios, salvo la excepción de que uno de ellos haya firmado personalmente como aval, obligado solidario o fiador.

Bueno… ¿Entonces puedo denunciarlos, no?

No es tan sencillo. El problema radica en poder aplicar dichas leyes hacia las Fintech, pues la ley que regula a las entidades financieras aún no contempla de forma correcta a este tipo de empresas, ya que va enfocada a Entidades Financieras tradicionales, como bancos y cajas populares. Así que el que proceda una queja formal resultará complicado. Además, la gestión de cobro que realizan los cobradores la realizan bajo un sistema anónimo, mediante números celulares de prepago, que no están a nombre de nadie y que no generan un vinculo demostrable con nadie en particular; así que no hay forma de relacionar las malas acciones de cobro con una persona física o moral de forma contundente. Por esa razón más del 90 por ciento de las reclamaciones de usuarios en contra de las Fintech no prosperan.

Recomendaciones

Preventivas:

  • Antes de descargar la App en tu teléfono de cualquier Fintech, primero ingresa a su sitio web (puedes ubicarlo por medio de Google), verifica que la dirección web sea segura revisando que el sitio inicie con: https o se vea el “candadito” en donde aparece la dirección web del sitio en cuestión en tu navegador.
  • Lee el contrato. En la mayoría de los sitios de las fintech (buscando con cuidado) podrás encontrar el contrato de apertura de crédito, ahí podrás leer los TÉRMINOS Y CONDICIONES del crédito en cuestión, antes de aceptar nada. Léelo con cuidado y sobre todo, comprende su contenido. Si tienes alguna duda, contáctanos.

Correctivas:

  • Si ya no puedes pagar uno de estos créditos, lo primero que debes hacer es entender que ellos tienen acceso a los contactos en tu celular. Tendrás que contactar a tus contactos y advertirles que podrían ser molestados por esta situación que presentas, para que en cuanto inicie el acoso, los bloqueen.
  • De ser víctima de cualquier esquema de cobranza ilegal, presenta las reclamaciones correspondientes ante la Condusef. Es probable que no prosperen, pero se irá generando un antecedente, que nos ayudará a nosotros como Organización de ayuda al Deudor, a impulsar las iniciativas de ley que promoveremos para poder regular de forma correcta a las Fintech y parar estos abusos.
  • Califica en la tienda de aplicaciones donde descargaste la App a la App que te acosa y comenta la situación para evitar que más personas caigan con ellos.
  • Denuncia en el portal de Internet del Buró de Servicios estas malas prácticas de cobranza para que personas que naveguen en la web vean estas denuncias: www.burodeservicios.com
  • Finalmente, contáctanos, para valorar tu caso, calcular niveles de riesgo y poder diseñar una estrategia que nos permitirá llegar a un acuerdo de pago que sea totalmente benéfico para ti.

Recuerda: La base de las Finanzas Personales sanas, inicia leyendo siempre todo, antes de firmar nada.

También lee: Estos son todos los permisos que le das a una App de préstamos al instalarla en tu celular.

También lee: Detengamos la cobranza ilegal

Súmate a las acciones colectivas que nuestros abogados iniciarán en contra de las Fintech


Si las deudas se han convertido en un problema en tu vida, contáctanos, podemos ayudarte.

Defensa Del Deudor, SC.

contacto@dddmx.org

Mándanos un WhatsApp

https://www.defensadeldeudor.org

Cae empresa dedicada a los” créditos milagro”

Detienen a 32 personas en oficinas de la Nápoles por empresa dedicada a fraudes financieros

Un total de 32 personas, entre hombres, mujeres y un adulto mayor, fueron detenidas este martes 24 de septiembre en oficinas de la colonia Nápoles, en la Ciudad de México (CDMX), en seguimiento de una denuncia en contra de una empresa dedicada a los fraudes financieros.

De acuerdo con el diario Reforma, la Procuraduría General de Justicia (PGJ) fue la dependencia a cargo del operativo realizado en los pisos 9, 10 y 13 del edificio que alojaba las oficinas de la empresa Sofin (Sociedad Financiera Internacional) S.A. de C.V.

En el operativo también se aseguró un vehículo Versa de la marca Nissan y los detenidos fueron trasladados, en medio de un intenso despliegue de elementos policiacos, a las instalaciones de la Fiscalía Central de Investigaciones para la Atención de Delitos FInancieros, ubicada en calles de la colonia Doctores, en la Alcaldía Cuauhtémoc.

Según los reportes extraoficiales, Sofin fue denunciada por operar como una entidad de crédito que hacía fraude a sus clientes, a quienes solicitaba una cantidad de dinero como “garantía” como parte de su proceso de solicitud de préstamo.

La empresa ordenaba a los clientes depositar el dinero en cuentas de banco, en lugar de entregarlo de manera líquida en sus instalaciones, como operan otra entidades dedicadas a la misma actividad. Una vez concretado ese paso, Sofin rechazaba las solicitudes de préstamo y no devolvía el dinero en garantía.

La empresa estaba constituida como una Sociedad Anónima (S.A.) que otorgaba crédito, paro dadas las particularidades de su operación, debía haberse formado como una Sociedad Financiera de Objeto Múltiple (Sofom), para ser incluida dentro de la supervisión de ese tipo de entidades por autoridades.

Hasta el momento, la PGJ no ha precisado los delitos por los que se acusan a la treintena de detenidos, de quienes se cree todos laboraban para la empresa fraudulenta.

¿Fuiste defraudado por una de estas empresas? Estamos armando un grupo de personas para iniciar acciones colectivas legales contra estos estafadores. Por favor, regístrate en nuestro grupo de Facebook: Denuncia las estafas de los Créditos Milagro

_______________________________________________

Si las deudas se han convertido en un problema en tu vida, contáctanos, podemos ayudarte.

Defensa Del Deudor, SC.

contacto@dddmx.org

(0155) 4440 0690, 8464 3885, 8464 4900

www.defensadeldeudor.org

Video: ¿Qué es Defensa Del Deudor?

Programas de radio de asesoría en vivo, lunes 3 pm y jueves 9 pm: www.radioddd.org

¡No caigas en la estafa de la oferta de empleo fantasma!

noticia6746h

Anuncios en el periódico o en las redes sociales tales como:

Urgen trabajadores temporales para Canadá, tu patrón tramita la visa, paga el avión y vivienda”,

Gana 6,800 pesos semanales trabaja desde tu casa etiqueta y empaca productos”,

“¡Estudiantes! aprovechen su tiempo ganando 2,300 pesos semanales en labores generales, medio tiempo”,

“Empresa líder, solicita telefonistas que trabajen medio tiempo, sueldo de $4000 semanales”.

Se escucha bastante bien, ¿no?

Los anuncios de este tipo, por regla general, nunca mencionan el nombre de la empresa, sino que se limitan a simples: “líderes en el ramo”, “empresa en expansión”, etcétera. De igual forma, casi nunca dan un número telefónico, y cuando lo dan, es un número celular común y corriente. Por lo regular, solo ponen la dirección a la que deberá uno acudir para la entrevista de trabajo.

Ante la dificultad que actualmente existe en México para conseguir un empleo, Norma, una mujer de 35 años, decidió recurrir a uno de estos avisos y a la dirección señalada en en la Calle de Fray Servando No. 50 casi esquina con Bolivar en el 3er piso, la empresa se llama: “UAN” o “UNION DE ASESORES EN NEGOCIOS”

La dirección resultó ser un edificio viejo y maltrecho, en cuya fachada e interior jamás encontró el nombre de la empresa o algún rótulo que confirmara que ahí se encontrara “UNION DE ASESORES EN NEGOCIOS”. La secretaria fue quien abrió la puerta “Bienvenida, en un momento la ‘licenciada Anel’ la va a recibir” y le cobró cien pesos para una supuesta credencial. Poco después tuvieron una plática con un supuesto licenciado, de nombre Joel Rodriguez, el cual supuestamente los calificó y volvió a citar al curso de capacitación que tendría como duración 5 días de 6 horas cada día, donde estarían sentados, sin poderse parar, tampoco podrían usar sus teléfonos celulares. El horario que le asignaron para ese curso, fue de 8 am a 2 pm.

El primer día la pusieron en un equipo y un supuesto Licenciado Gael Ricardo les dio temas de superación personal hablándoles de un supuesto trofeo.
Mientras tanto, otro supuesto Licenciado Máximo Ambrosio les hablaba de Mercadotecnia.

El segundo día el supuesto licenciado Maximo les mostró un supuesto “contrato”, el cual firmarían como compradores, y que tenía como título: “Contrato Mercantil”.

Terminando de su discurso, les dijo que, si querían pertenecer a su exclusiva empresa y ser triunfadores y no mediocres “godinez”, tendrían que pasar una “prueba de trabajo” la cual consistía en dar otros cien pesos y que tendrían que vender 30 fragancias cada uno, después 15, luego 8 y finalmente 4, para entrar a los niveles: “Junior 4” y a “master 6”.

Para ese momento, Norma se dio cuenta de que todo era un engaño, así que se dio a la tarea de buscar el nombre y dirección de la supuesta empresa en internet y ahí se topó con una gran cantidad de quejas y denuncias en contra de esa empresa fantasma.

Historias como la de Norma se dan por cientos todos los días, estas pseudo empresas proliferan y se aprovechan de la gran necesidad de las personas, que buscan desesperadamente una fuente de empleo. Desde hace muchos años, se ha detectado que estas operan de esta manera para defraudar a quienes buscan un empleo, engañando particularmente a los jóvenes, pues son quienes tienen inexperiencia en el mundo laboral; de igual manera, el objetivo son personas con pocos estudios o niveles económicos bajos que ante la necesidad de un trabajo acuden entusiasmados a estos sitios.

Estos son los principales modus operandi, que ocupan estos estafadores:

1. Trabajos en el extranjero

Se ha detectado la proliferación de ofertas de empleo para supuestamente trabajar en Canada o en los Estados Unidos

Muchos de estos anuncios utilizan la promesa de una mejor vida en otro país y persuaden al solicitante para después cobrarle por gastos administrativos a través de plataformas que no permiten dejar rastro alguno del pago.

2. Pocas horas, trabajo fácil, sin experiencia, muy buena paga

Consiste en ofertar un trabajo y cuando el solicitante se interesa, le piden un pago, bajo por lo regular, de entre 100 y 200 pesos.

Tras pagar, pasarán al solicitante a una entrevista y una serie de pláticas motivacionales, para que al final, le pidan que venda perfumes o fruta, para demostrar su “capacidad emprendedora”.

3. Ofertas de empleo por correo electrónico

Otra posibilidad de las ofertas que llegan a través del correo electrónico o de sms es que, en lugar de pedir un pago de dinero, lo que pretende el ofertante es captar los datos de los usuarios para incluirlos en listas de spam.

El usuario cree estar interesándose por una oportunidad laboral muy atractiva con ganchos como «para los mejores gerentes se otorgan bonos a parte del sueldo fijo de 15,000 pesos al mes, 800 pesos al día» o «he ganado 50,000 pesos en solamente 4 semanas desde que aplico el método y las instrucciones de Roberto, el millonario».

Sin embargo, lo que está haciendo realmente es enviar sus datos personales listas de envío de publicidad masiva, e incluso, ser víctima de ataques de seguridad.

4. Encuestas que supuestamente te harán ganar mucho dinero

Una modalidad más de fraude laboral que se encuentran aquellos que buscan empleo por internet es el de: «¿Te imaginas cuánto podrías estar ganando completando tan sólo unos cuantos de estos cuestionarios todos los días?».

Se ofrece la posibilidad de tener un ingreso extra desde casa con tan sólo rellenar unos cuestionarios mediante tu computadora o tu teléfono inteligente para empresas que necesitan la opinión de los consumidores. Pero el acceso a estos cuestionarios no es gratis.

El usuario debe pagar incluso más de 300 pesos por unas listas de direcciones donde supuestamente encontrará las bases de datos con estas empresas.

Tips para no caer en estas estafas

Cuando te topes con un anuncio que ofrezca un empleo, que se escuche demasiado bueno para ser verdad, desconfía. Identifica las bolsas de trabajo reales, que tienen relación, tanto con las empresas que les solicitan así como con sus áreas de recursos humanos.

Cuando se trate de empresas grandes, el nombre de la empresa y sus teléfonos de contacto directos a su bolsa de trabajo o recursos humanos, deberán aparecer siempre.

Desconfia si el lugar donde te citan se ve improvisado, en mal estado o si el personal no está debidamente identificado.

Ninguna empresa o compañía cobra cuotas para ingresar un currículo a una base de datos, pues este servicio debe ser gratuito en todos los casos. Tampoco debe cobrar cuotas por elaboración de formatos curriculares, solicitudes de empleo, cartas de presentación o cualquier otro documento, pues este servicio, al igual que el anterior, también debe ser gratuito.

De igual forma, tampoco se debe dar pago adelantado alguno, ya sea por credenciales o documentos similares.

Las bolsas electrónicas de trabajo mexicanas tienen prohibido cobrar al candidato por ingresar a sus archivos, listas preferenciales, servicios, vacantes u ofertas de empleo.

El fraude a buscadores de empleo es propiciado en buena medida por los propios candidatos, quienes tienden a pensar que es necesario pagar para conseguir un puesto de trabajo, lo cual es completamente falso.

Hay quienes esperan conseguir un empleo de manera fácil y rápida y que la forma de lograrlo es pagar por él, lo cual es toralmente equivocado.

¿Problemas de deudas? ¡Te podemos ayudar! www.defensadeldeudor.org

¡Cuidado con los fraudes en tarjetas de crédito!

recorte620_fraude_telefono_02

Así pasa:

1.- Recibes una llamada de un número que no te es familiar o no está en tus contactos.

2.- Tu interlocutor te habla de manera familiar, o sea, te llama por tu nombre.

3.- La persona al otro lado del teléfono se identifica como empleado del “Comité de Premiación”.

4.- Te comenta que por haber usado Visa o Master Card, ganaste un premio; una cámara digital, un reproductor MP3, un reproductor de DVD, un viaje o un monedero electrónico.

5.- Te dicen que el premio solamente lo puedes recoger hoy o a más tardar mañana.

6.- La hora a la que debes acudir por tu premio generalmente es por la tarde.

7.- La persona que te comunica esa noticia te da un folio.

8.- Te proporcionan un número telefónico distinto del que te están llamando, por si olvidas el mentado folio que te sirve para recoger tu premio.

9.- Te citan en unas oficinas, un hotel, o un restaurante.

10.- Te piden llevar contigo tu identificación oficial y la tarjeta de crédito o débito,  para corroborar que eres el afortunado ganador.

¿Te ha pasado?

Lamentablemente si tu respuesta es afirmativa, fuiste víctima de una FRAUDE con tarjetas de crédito.

Gracias a las denuncias de miles de ciudadanos en nuestro portal de Internet (www.defensadeldeudor.org), hemos logrado identificar el MODUS OPERANDI de estos rufianes que sistemáticamente se dedican a defraudar a las personas asegurándoles que se han ganado un premio por usar sus tarjetas de crédito o débito.

Los denunciantes refieren que quienes comunican la noticia del premio a los usuarios de tarjetas de crédito Visa o Master Card, dicen pertenecer a Grupo Viva México, o a Puntos Premia, o a Conoce México, o a Corporativo BM. El usuario de nuestro sitio que inició la denuncia recibió la llamada de Copromex.

Las denuncias provienen a lo largo y ancho del territorio nacional. Algunos de los hoteles a donde citan a los ganadores son: Radison Flamingos, Baeza Paraíso (Tabasco), Terranova (Coatzacoalcos, Veracruz), Los Olivos (Oaxaca, Oaxaca), Fiesta Inn (Centro Comercial Plaza Las Américas, Ecatepec, Estado de México), Crowne Plaza y Grand Plaza (Tlalnepantla, Estado de México), Ragazzi (San Jerónimo, DF).

En varias denuncias aparece la misma dirección: Av. Insurgentes Sur, #476, 5to Piso, Despacho 501, colonia Roma, delegación Cuauhtémoc, a una cuadra del metro Chilpancingo. En esa dirección los denunciantes refieren que les han pedido dirigirse con Silvia Centeno o Francisco González. Los números telefónicos que han posteado los denunciantes en nuestro sitio son: 8995 9630, 8995 8856, 8995 9623, 8995 9438, y 8995 8849.

Otro par de direcciones que nos refieren nuestros usuarios son: Calle Bajío #360 Piso 10 colonia Hipódromo Condesa; en esta dirección los números identificados son 5243 8820, 5243 9069, 5243 3130, 5243 8961, 5672 7704, 5672 7584. La otra es en Insurgentes Sur #619 5to Piso Despacho 502 colonia Nápoles, delegación Benito Juárez; el número es el 2789 4243. Otros denunciantes refieren que los citaron en City Express Ángel (Av. Paseo de la Reforma, DF), Century (Zona Rosa, DF), en un Potzolcally y un Sanborns.

En México supuestamente hay normatividad para el manejo de bancos de datos, precisamente para evitar los abusos de empresas que almacenan información. El punto es que con esa ley, los usuarios pueden proteger su privacidad y negarse a proporcionar datos que no son necesarios. También se puede rectificar o eliminar datos que el usuario ya ha proporcionado. Y muy importante, se supone se puede castigar a quien recabe o transfiera datos personales sin el consentimiento del titular.

Esa normatividad, Ley de Protección de Datos Personales, define al usuario como poseedor de sus datos y las empresas tienen que garantizar el tratamiento de su información. Por tanto, las empresas que manejan bancos de datos, deben esforzarse en cuidar la información y evitar las malas prácticas como robo o intercambio de datos.

Pero casos como el de estas prácticas fraudulentas de premios que impunemente se dan en nuestro país, nos hacen ver que la ley no es el mejor instrumento para proteger la identidad de las personas, sus datos. En México gobierna la impunidad y la venta o robo de información personal de manera corriente, siendo los usuarios de tarjetas de crédito o débito las víctimas de bandas de extorsionadores que operan debido a un hueco legal que no tipifica sus actividades como ilícitas.

Desgraciadamente, estas prácticas ni siquiera son un fraude o delito, sin embargo, el hecho de que manejen información confidencial de los clientes de tarjetas, debería bastar para incriminar a quienes se dedican a estas ilícitas actividades. Sin embargo, el poder está en los ciudadanos; te pedimos que no calles, denuncies y proporciones lo más completo que se pueda, la información de estas prácticas gangsteriles, para así ayudar a que muchos mexicanos no caigan en los enredos de estas mafias de defraudadores.

Y recuerda que si tú, ya no puedes pagar tus deudas, nosotros tenemos una solución para tu problema: www.defensadeldeudor.org

(0155) 5594 5514, 5594 5453 y 5594 5491

Advierten de modalidad de fraude con transferencias electrónicas

fraude con transferencias electrónicas

Condusef ha emitido una alerta a los usuarios de servicios financieros debido a una modalidad de fraude con transferencias electrónicas; a continuación encontrarás el modo de operar de los malandrines.

Comunicado No. 056

  • CONDUSEF detecta 15 casos en 1 semana.
  • El nombre de reconocidas empresas es utilizado como pantalla para engañar.

Derivado de diversas quejas presentadas ante la CONDUSEF, hemos identificado una nueva modalidad de fraude vía “SPEI” cuyo modus operandi describiremos a continuación y alertamos a la población sobre el:

El o los delincuentes publican en medios impresos (periódicos) o electrónicos (internet) anuncios supuestamente de empresas conocidas, en los que se ofrecen en venta vehículos, obras de arte u otro tipo de artículos a precios muy atractivos (baratos).

Una vez que las personas se comunican con los delincuentes para obtener mayores informes o efectuar la compra de los bienes que se ofertan, estos les indican que deben enviar un SPEI (transferencia electrónica) lo antes posible a una cuenta CLABE “X” y a nombre de la empresa conocida que aparece en el anuncio.

La víctima lleva a cabo la transferencia llenando la forma correspondiente (muchas veces desde su propia computadora) con el número CLABE que le indican y el nombre de la empresa.

Una vez efectuada la operación, el usuario que fue víctima del engaño, al acudir a la empresa que “supuestamente le vendió el artículo”, se percata de que no existe tal venta y que el número CLABE al cual transfirió el monto solicitado tampoco pertenece a la empresa sino a un tercero “desconocido”, por lo que pierde su dinero.

Conviene señalar que las disposiciones en materia de pagos electrónicos emitidas por el Banco de México establecen que los pagos mediante esa modalidad serán identificados únicamente de tres maneras diferentes:

a) Por el número CLABE del receptor (18 dígitos)

b) Por el número de cuenta del receptor

c) Por el número del plástico (Tarjeta de Crédito o Débito)

De lo anterior, se desprende que el NOMBRE DEL RECEPTOR del “SPEI” no constituye un medio de identificación, por lo que aún y cuando se incluya en el forma de la orden de transferencia, en realidad “No es tomado en consideración como un identificador” al momento de aplicar el pago correspondiente.

Esta situación la aprovechan los delincuentes para engañar a sus víctimas; en este sentido, en principio, no existiría responsabilidad de la institución bancaria que emitió el “SPEI” ni de la que alberga la cuenta receptora del “SPEI”, si es que el número CLABE no coincide con el nombre o razón social del beneficiario.

Por lo anterior, la CONDUSEF hace un llamado a los usuarios para prevenirles y evitar que sean defraudados y les recuerda tener presente, al momento de realizar un “SPEI” o transferencia electrónica, lo siguiente:

  • Si vas a comprar artículos que se venden en diversos medios, pregunta primero directamente a la empresa o compañía si en efecto son los que realizan la venta.
  • Consultar a la referida empresa, si el pago se puede realizar directamente en su domicilio, eliminando el SPEI.
  • De ser posible obtén un documento que ampare la operación de compra-venta de los artículos de tu interés, antes de hacer el pago.

Para cualquier duda o consulta adicional favor de comunicarse a CONDUSEF al teléfono 01 800 999 80 80 o bien, visitar nuestra página de Internetwww.condusef.gob.mx también nos pueden seguir en Twitter: @CondusefMX y Facebook: CondusefOficial.

Para cualquier duda o consulta adicional, en Defensa Del Deudor, SC estamos a tus órdenes, favor de comunicarte con nosotros a los teléfonos (0155) 5594 5453, 5594 5491 y 5594 5514 o bien, visitar nuestra página de Internet www.defensadeldeudor.org también nos pueden seguir en Twitter: @Defensadldeudor y Facebook: Defensa Del Deudor SC.