Defensa Del Deudor, S. C.

¡Cuidado con los fraudes en tarjetas de crédito!

recorte620_fraude_telefono_02

Así pasa:

1.- Recibes una llamada de un número que no te es familiar o no está en tus contactos.

2.- Tu interlocutor te habla de manera familiar, o sea, te llama por tu nombre.

3.- La persona al otro lado del teléfono se identifica como empleado del “Comité de Premiación”.

4.- Te comenta que por haber usado Visa o Master Card, ganaste un premio; una cámara digital, un reproductor MP3, un reproductor de DVD, un viaje o un monedero electrónico.

5.- Te dicen que el premio solamente lo puedes recoger hoy o a más tardar mañana.

6.- La hora a la que debes acudir por tu premio generalmente es por la tarde.

7.- La persona que te comunica esa noticia te da un folio.

8.- Te proporcionan un número telefónico distinto del que te están llamando, por si olvidas el mentado folio que te sirve para recoger tu premio.

9.- Te citan en unas oficinas, un hotel, o un restaurante.

10.- Te piden llevar contigo tu identificación oficial y la tarjeta de crédito o débito,  para corroborar que eres el afortunado ganador.

¿Te ha pasado?

Lamentablemente si tu respuesta es afirmativa, fuiste víctima de una FRAUDE con tarjetas de crédito.

Gracias a las denuncias de miles de ciudadanos en nuestro portal de Internet (www.defensadeldeudor.org), hemos logrado identificar el MODUS OPERANDI de estos rufianes que sistemáticamente se dedican a defraudar a las personas asegurándoles que se han ganado un premio por usar sus tarjetas de crédito o débito.

Los denunciantes refieren que quienes comunican la noticia del premio a los usuarios de tarjetas de crédito Visa o Master Card, dicen pertenecer a Grupo Viva México, o a Puntos Premia, o a Conoce México, o a Corporativo BM. El usuario de nuestro sitio que inició la denuncia recibió la llamada de Copromex.

Las denuncias provienen a lo largo y ancho del territorio nacional. Algunos de los hoteles a donde citan a los ganadores son: Radison Flamingos, Baeza Paraíso (Tabasco), Terranova (Coatzacoalcos, Veracruz), Los Olivos (Oaxaca, Oaxaca), Fiesta Inn (Centro Comercial Plaza Las Américas, Ecatepec, Estado de México), Crowne Plaza y Grand Plaza (Tlalnepantla, Estado de México), Ragazzi (San Jerónimo, DF).

En varias denuncias aparece la misma dirección: Av. Insurgentes Sur, #476, 5to Piso, Despacho 501, colonia Roma, delegación Cuauhtémoc, a una cuadra del metro Chilpancingo. En esa dirección los denunciantes refieren que les han pedido dirigirse con Silvia Centeno o Francisco González. Los números telefónicos que han posteado los denunciantes en nuestro sitio son: 8995 9630, 8995 8856, 8995 9623, 8995 9438, y 8995 8849.

Otro par de direcciones que nos refieren nuestros usuarios son: Calle Bajío #360 Piso 10 colonia Hipódromo Condesa; en esta dirección los números identificados son 5243 8820, 5243 9069, 5243 3130, 5243 8961, 5672 7704, 5672 7584. La otra es en Insurgentes Sur #619 5to Piso Despacho 502 colonia Nápoles, delegación Benito Juárez; el número es el 2789 4243. Otros denunciantes refieren que los citaron en City Express Ángel (Av. Paseo de la Reforma, DF), Century (Zona Rosa, DF), en un Potzolcally y un Sanborns.

En México supuestamente hay normatividad para el manejo de bancos de datos, precisamente para evitar los abusos de empresas que almacenan información. El punto es que con esa ley, los usuarios pueden proteger su privacidad y negarse a proporcionar datos que no son necesarios. También se puede rectificar o eliminar datos que el usuario ya ha proporcionado. Y muy importante, se supone se puede castigar a quien recabe o transfiera datos personales sin el consentimiento del titular.

Esa normatividad, Ley de Protección de Datos Personales, define al usuario como poseedor de sus datos y las empresas tienen que garantizar el tratamiento de su información. Por tanto, las empresas que manejan bancos de datos, deben esforzarse en cuidar la información y evitar las malas prácticas como robo o intercambio de datos.

Pero casos como el de estas prácticas fraudulentas de premios que impunemente se dan en nuestro país, nos hacen ver que la ley no es el mejor instrumento para proteger la identidad de las personas, sus datos. En México gobierna la impunidad y la venta o robo de información personal de manera corriente, siendo los usuarios de tarjetas de crédito o débito las víctimas de bandas de extorsionadores que operan debido a un hueco legal que no tipifica sus actividades como ilícitas.

Desgraciadamente, estas prácticas ni siquiera son un fraude o delito, sin embargo, el hecho de que manejen información confidencial de los clientes de tarjetas, debería bastar para incriminar a quienes se dedican a estas ilícitas actividades. Sin embargo, el poder está en los ciudadanos; te pedimos que no calles, denuncies y proporciones lo más completo que se pueda, la información de estas prácticas gangsteriles, para así ayudar a que muchos mexicanos no caigan en los enredos de estas mafias de defraudadores.

Y recuerda que si tú, ya no puedes pagar tus deudas, nosotros tenemos una solución para tu problema: www.defensadeldeudor.org

(0155) 5594 5514, 5594 5453 y 5594 5491

¿Ha resultado benéfica la Reforma Financiera?

banco

¿Ha resultado efectiva?
Aunque fue un avance y mejora en cuanto a las regulaciones hacia los despachos de cobranza, no ha tenido los efectos positivos esperados en ese ramo, ni en la baja de intereses y comisiones prometida cuando se presentó al público dicha reforma. “Los bancos tendrían que ser más competitivos, el Gobierno tendría que exigirles que sean más estrictos y profesionales a la hora de prestar y cobrar, ésta es la parte medular, faltaba que la banca fuera más activa, más competitiva y preste más”, sin embargo, esto no ha pasado.

Pueden embargarte más facilmente
Se crean las figuras jurídicas de “radicación de personas” y “retención de bienes”, para que las instituciones bancarias y financieras puedan recuperar préstamos y evitar que se escondan deudores. “La banca se sentía vulnerada a darle recursos a sus clientes y que le incumpliera. La reforma hizo un marco legal más robusto que les permite proceder legalmente con mayor facilidad y poder recuperar los recursos”.

¿Quién puede pedir radicación?
Quien la solicite debe acreditar el derecho que tiene para gestionar esta medida, que probará mediante testigos o documentos. Las personas que no pagaban los créditos sabían que tenían todo a su favor y no había pena y sanción. Esta medida permite fortalecer a la banca frente a un cliente incumplido.

Retención de bienes
Hace más fácil para los bancos cobrar sus préstamos incobrables: se podrán retener bienes de un prestatario cuando “exista temor fundado” de que el deudor disponga de ellos, los enajene o los dilapide. Temor fundado es un tema muy subjetivo y se presta para todo, es decir, nuevamente la ambigüedad al servicio de la banca.

¿Crédito más accesible?
Se suponía, que con nuevas condiciones más favorables para el acceso a créditos y la recuperación de cartera vencida por medios judiciales con mayor celeridad, se podría tener acceso a créditos más baratos y con mejores condiciones, pero eso a la fecha, no ha sucedido. La banca se ha escudado en la prima de riesgo, es decir, qué tanto de su cartera se convertirá en cartera morosa o vencida, argumentando que por esto son altas las tasas de interés. Si tienes buen análisis de crédito, esto ya no sería necesario, las tasas serían más bajas, pero no ha sucedido.

Más poder para el cliente
Aunque ya hay algunos candados contra prácticas abusivas, con reglas claras para evitar cláusulas engañosas o el pago de intereses crecientes, así como prohibir las ventas atadas. Aún no se ha visto un beneficio real y tangible hacia el cliente en este sentido, siendo que a la fecha, siguen habiendo bancos que manejan cláusulas abusivas en sus contratos“. Y aunque es 100% un tema de cultura financiera, pues aún hay mucha gente que cree que pagando el mínimo del crédito de consumo está haciendo buen uso del crédito. También siguen las prácticas abusivas de la banca y el cliente aún no entiende el buen uso del crédito en muchos casos.

Condusef
Aunque ya tiene poder para emitir recomendaciones a las instituciones financieras; generar el concepto de cláusula abusiva, así como definir las actividades que se apartan de las sanas prácticas y usos relacionados con el ofrecimiento y comercialización de operaciones y servicios financieros; y de emitir opinión sobre las contraprestaciones que reciban las instituciones por los servicios que ofrecen y suscribirá convenios de intercambio de información con las demás autoridades financieras, seguimos sin ver de forma concreta ese poder traducido en beneficios dice tos hacia el cliente.

Lo que sí ha funcionado
Se creó un buró de entidades financieras con información sobre las prácticas de cada una de ellas y las sanciones administrativas que les han sido impuestas.  Se instauró un Sistema Arbitral en Materia Financiera, como un procedimiento de solución de controversias entre las instituciones y sus usuarios. Se prohibieron ventas atadas y ya hay una especie de portabilidad de créditos. Ésta es súperpositiva. La portabilidad ya existe en tarjeta de crédito pero donde tiene trascendencia es en los créditos hipotecarios y ahora se puede traspasar al banco que te cobre menos porcentaje de intereses, por ejemplo. No se podía hacer tan fácil por el costo de la escritura, pero la reforma incluye que ese trámite no será caro”.

En conclusión
Aunque ha habido algunos beneficios hacia los clientes del sistema financiero, no se han alcanzado todos y en algunos casos, no se ha avanzado nada. Es importante que nosotros como clientes de los bancos, sigamos por la línea de la información para conocer nuestros derechos y hacerlos valer. Sin duda la denuncia acumulada vs las instituciones financieras que sigan actuando bajo el esquema de malas prácticas y también hacia los despachos de cobranza que siguen trabajando bajo el sistema de la amenaza, la agresión y la mentira, ejercerán la presión suficiente para que poco a poco se vean cambios tangibles y reales en nuestro beneficio. Sin embargo y para variar, cuestiones que implican ganancias multimillonarias para los bancos, como esa supuesta disminución en las tasas de interés y cobro de comisiones, resultan quedar en simple letra muerta y lejos, muy lejos de ser cumplidas.

¿Tu salario ya no alcanza para pagar tus deudas? 

Escucha nuestros programas de radio en vivo por Internet: www.radioddd.org*

Y visita nuestra web: www.defensadeldeudor.org

(0155) 5594 5514, 5594 5453 y 5594 5491 contacto@dddmx.org

Por un pago justo de tus #‎deudas‬.

*Checa los horarios

ENTRAN EN VIGOR CAMBIOS EN EL CÁLCULO DEL COSTO ANUAL TOTAL

woman-using-credit-card

Comparar tarjetas usando el CAT, ahora será más transparente.

El Costo Anual Total es uno de los principales referentes, junto a la tasa de interés, al comparar tarjetas de crédito, y con la nueva legislación que hoy entra en vigor, puede ayudarle a definir mejor el costo de financiarse con un plástico.

Al pasear por algún centro comercial, es común encontrarse con innumerables promotores de tarjetas de crédito que prácticamente quieren abrir nuestras carteras y depositar los plásticos antes de saludarnos, por lo que quienes caen en estas “compras” en raras ocasiones saben lo que están adquiriendo, y sólo se fijan en la línea de crédito y las tasas de interés.

Estas adquisiciones por mero impulso y derivadas de la presión son lo menos recomendable, y lo ideal es que al adquirir este producto financiero compare entre los existentes en el mercado, principalmente en dos rubros: las tasas de interés y el Costo Anual Total (CAT).

Por ello, si está interesado en una tarjeta de crédito o está pensando en cambiarla por la mejor para sus necesidades, es importante que sepa que a partir de hoy los componentes en el cálculo del CAT no son los mismos, lo cual jugará a su favor.

Qué es y cómo se calcula

Información del Banco de México (Banxico) detalla que el CAT es un indicador del costo total del financiamiento al adquirir un crédito, con el que se puede comparar el costo entre créditos incluso de productos diferentes, con el fin de promover la competencia.

Si esta información lo aturdió un poco, Freddy Domínguez, cofundador y director general de ComparaGuru.com, lo define en una oración como “la sumatoria de todos los costos asociados al crédito”; es decir, que el CAT, junto a las tasas de interés, le indicará qué tan costoso es financiarse con una tarjeta u otra.

En un crédito revolvente como el caso de las tarjetas de crédito o un préstamo personal, detalla Domínguez, la tasa de interés no es el único costo asociado que tiene, sino que hay otros rubros que los bancos e instituciones financieras suman y que también componen el costo del crédito, lo que se ve reflejado en el CAT.

“Supongamos que debe 1,000 pesos a una tasa de interés anual de 20 por ciento. Esto quiere decir que al final del año deberá 1,200 pesos, pero no es lo único que influye; si a usted le llegara a pasar algo, ¿a quién le cobra el banco? Por ello, algunos productos tienen como requisito tener un seguro de vida, el cual le cobrarán a usted. Suponiendo que la protección tiene un costo anual de 200 pesos, se va sumando a esos 1,200 pesos que tenía por el crédito e intereses”, añade el directivo.

Qué va a cambiar

Según la Circular 9/2015 del Banxico, que detalla las modificaciones a la Circular 21/2009 del CAT, a partir de hoy el indicador deberá incluir el monto del financiamiento otorgado para cubrir las primas de seguros y demás pagos requeridos para la contratación y mantenimiento de éstos, así como comisiones, derechos o servicios asociados al crédito. Es decir, la fórmula no cambiará, pero sí lo harán los diferentes elementos que debe contener.

Domínguez detalla que es importante que se desglosen todos los componentes del CAT; “eso era una caja negra, y se tenía la falsa premisa de que el CAT era el único comparable de los créditos”.

A partir de ahora, cada seguro o costo por concepto de comisiones por investigación, análisis, otorgamiento, apertura, administración y cobertura de riesgos financieros que el cliente esté obligado a pagar como condición para contratar el crédito, o durante su vigencia, deberá verse reflejado en el Costo Anual Total.

Esto, explica Domínguez, tendrá un mayor impacto en créditos automotrices e hipotecarios. “Antes, al verse una tasa de interés y CAT bajos uno se iba con la finta, pero no veía las comisiones escondidas”.

Por ello, el directivo de ComparaGuru.com recomienda que si es totalero, cuide su tasa de interés y no se preocupe demasiado por el CAT, por lo que podría ir siendo un buen momento para cambiar de hábitos de pago.

Asimismo, al contratar un plástico es recomendable revisar cuáles de los servicios incluidos en el producto son opcionales; algunos son obligatorios, por lo que puede obtener una tasa de interés baja si prescinde de un seguro de vida, si es que ya lo tiene por parte de su empresa o un tercero, por ejemplo. Además, recuerde que si su banco le obliga a contratar uno de estos seguros con la misma entidad, está cometiendo un delito, pues ahora usted puede elegir el seguro con la entidad que desee.

En tanto, Domínguez exhortó a que tenga en cuenta que la tarjeta de crédito es un producto para financiarse, pero no es una extensión del ingreso disponible; es decir, puede extender sus periodos de pago, pero con la finalidad de pagar por completo en la fecha de su corte.

“Las tarjetas de crédito son el peor producto del mundo para endeudarse en términos de costo”, añade, por lo que recomienda que si se aventura al mundo de las deudas, lo haga por productos de valor como un automóvil o una vivienda.

Su aliado al comparar

El CAT, junto a las tasas de interés, es un rubro imprescindible a la hora de comparar entre tarjetas de crédito. Con los nuevos cambios, tenga en cuenta que:

  1. El CAT debe reflejar todo costo asociado al crédito; es decir, aquellos pagos que sean obligatorios al adquirir un plástico, como primas de seguros o comisiones.
  2. Las entidades financieras deben mostrar le al cliente o público el CAT de forma notoria, en términos porcentuales y redondeado con un decimal.
  3. Al contratar, la entidad debe tener el supuesto de que el cliente cumple con sus obligaciones oportunamente, por lo que no se considerarán cargos por concepto de pago anticipado, pago tardío o incumplimiento del cliente.
  4. Para calcular su CAT, puede probar las calculadoras del Banxico y la Procuraduría Federal del Consumidor; para comparar, utilice el Buró de Entidades Financieras de la Condusef.
  5. En publicidad y propaganda de las entidades financieras, inmediatamente después de la palabra “CAT” se debe incorporar la palabra “Promedio” y el periodo de vigencia de la oferta aplicable en ofertas y promociones.

Fuente: El Economista

¿Tu salario ya no alcanza para pagar tus deudas? 

Escucha nuestros programas de radio en vivo por Internet: www.radioddd.org*

Y visita nuestra web: www.defensadeldeudor.org

(0155) 5594 5514, 5594 5453 y 5594 5491 contacto@dddmx.org

Por un pago justo de tus #‎deudas‬.

*Checa los horarios

¿Por qué la gente deja de pagar sus deudas?

Ya no puedo pagar mis deudas

Martha fue cliente del banco por más de 25 años, tuvo varios créditos con ellos; los cuales siempre pagó puntualmente, pues tenía un trabajo aparentemente estable. Pero un día todo cambio. La empresa en la que laboró toda su vida quebró en 2008 y se quedó de un día a otro sin trabajo. Con sus ahorros pudo medianamente pagar parte de sus deudas, pero también necesitaba dinero para vivir en lo que se colocaba en un nuevo empleo, cosa muy complicada porque Martha tiene más de 50 años. Un día, se dio cuenta de que ya no podía pagar más a los bancos.

Roberto tiene un negocio el cual le permitía tener varias tarjetas de crédito y siempre pagó sin problemas, pero desde hace varios meses sus ventas bajaron dramáticamente, la inseguridad en su estado ha afectado al comercio en general. Ha usado las tarjetas para vivir, y sacado de una, para pagar otra, pero ya llegó al límite. Ya no hay más créditos y su deuda es enorme.

Norma y Enrique pagaban su hipoteca y sus créditos cada mes puntualmente. Hoy ya no pueden hacerlo, uno de sus hijos enfermó gravemente y las cuentas hospitalarias y de medicamentos son muy altas. Ahora mismo han agotado todas sus líneas de crédito, vendieron sus carros y apenas alcanza el dinero para vivir, atender a su hijo y medio pagar la hipoteca de la casa que habitan actualmente.

Manuel, el mayor de tres hermanos, compró un coche por medio de financiamiento para usarlo como taxi. Por desgracia se lo robaron en diciembre pasado y el seguro -por un tecnicismo en el contrato- no le pagó. Ahora se ha quedado sin el trabajo que desempeñaba como taxista y con la deuda del coche. Con dos hijos, una esposa y un tercer hijo en camino, no sabe lo que va a hacer.

Santiago fue a comer a un restaurante con su pareja, al intentar pagar la cuenta, su tarjeta de crédito “no pasó”. Al llamar al banco para saber el porque de esta situación, le informaron que su tarjeta había sido bloqueada pues presentaba varios movimientos irregulares por más de 25 mil pesos (que por supuesto él no hizo). Metió su reclamación por cargos no reconocidos ante el banco como señalan los parámetros, esperó el tiempo que marca la ley para su respuesta, al final, el banco dictaminó que la deuda sí se le podía cobrar. Hoy sigue en proceso su caso ante la CONDUSEF, tiene tres meses de atraso, pues no piensa pagar por algo que él no gastó.

Estos testimonios son solo unos pocos ejemplos de la problemática que atraviesan hoy por hoy, millones de mexicanos que no pueden cumplir con sus obligaciones financieras. En estudios que hemos realizado, la Organización Nacional de la Defensa del Deudor ha comprobado que la inmensa mayoría de las personas que dejan de pagar sus deudas, lo hacen porque “algo pasó”; pérdida del empleo, desplome en sus ventas o una controversia con la institución financiera las principales causas.

Las cifras

Un estudio realizado, durante el primer trimestre del 2015 indica que, de cada diez personas que dejan de pagar sus deudas:

Siete lo dejaron de hacer porque perdieron su empleo, sus ventas bajaron o hubo un evento externo (enfermedad, accidente, etcétera) que los impactó negativamente en sus ingresos de forma severa.

Dos dejaron de pagar porque tienen algún tipo controversia con la institución financiera, como cargos no reconocidos o seguros no contratados.

Finalmente, solamente una persona de cada diez, dejó de pagar sus deudas porque simplemente ya no quiere hacerlo.

¿Es el deudor el único culpable de esta situación?

“La falta de cultura financiera es un factor muy importante” nos dice el Dr. Gerardo Venegas, director general del área jurídica de Defensa Del Deudor, “ya que la gente se sobre endeuda porque no conoce su límite máximo de endeudamiento y además, piensan que su estabilidad económica será algo permanente, cuando eso es muy difícil que suceda, dadas las circunstancias de inestabilidad financiera que atraviesa el país en estos momentos.” señala y continua: “Claro está, también los bancos y demás empresas que otorgan créditos tienen gran parte de la culpa, pues ofrecen créditos a la ligera, sin percatarse antes de la capacidad de pago del cliente”, afirmó.

¿Qué hacer cuando se quiere, pero ya no se puede pagar una deuda?

El primer paso es aceptar esta situación. Nunca pagar deudas viejas contrayendo deudas nuevas, pues eso es hacer un hoyo para tapar otro y no solucionará nada al mediano o largo plazo, al contrario, solo incrementará la deuda de forma importante. Aceptar que ya no podemos pagar nuestras deudas a tiempo es lo ideal.

Después hay que valorar los alcances legales que puede tener nuestro problema. “Medir el nivel de riesgo de demanda del deudor es fundamental para poder proteger sus bienes jurídicamente hablando” dice el Dr. Venegas; “saber cuanto tiempo se lleva sin pagar, cuanto dinero debe, tipo de acreedor y también el tipo de crédito que ya no se puede pagar, nos dirá cual es su nivel de riesgo de ser demandado por su acreedor” dice y agrega: “Un nivel de demanda alto, requerirá seguir una estrategia más agresiva y puntual por supuesto”, comenta.

Lee: Niveles de riesgo de demanda dependiendo de cada acreedor

Ya una vez definida una estrategia a seguir, el deudor tendrá un camino bien definido para acabar con sus deudas, no importa el tipo o monto de las mismas. Reestructurar la deuda o buscar negociar una quita o descuento son dos de las opciones que se podrán contemplar -entre otras- dependiendo de cada caso.

El Dr. Venegas añade: “Lo importante es que el deudor sepa que siempre habrá opciones viables financiera y jurídicamente hablando para que pueda pagar sus deudas, de acuerdo a su situación particular. Aquí no le vamos a ayudar a nadie a que no pague, sino todo lo contrario, le vamos a ayudar a la gente a que pague, pero de una forma que se acomode a sus circunstancias financieras actuales”, finalizó.

El acreedor (el que sea), siempre buscará llegar a algún acuerdo con el deudor mucho antes de iniciar un proceso judicial en su contra. Solamente hay que tener un plan bien definido y estructurado para alcanzar la meta: pagar sus deudas.

Aquí en la Organización Nacional de la Defensa Del Deudor, SC. tenemos más de seis años trabajando y hemos ayudado a más de 17 mil personas a acabar con sus deudas, siempre logrando para todos ellos convenios justos, para que paguen sus deudas con cantidades que se acomoden a su bolsillo y en el tiempo que necesiten.

¿Quieres saber más acerca de como te podemos ayudara acabar con tus deudas? Lee esto:  Clic aquí

http://www.defensadeldeudor.org

No puedo pagar una Tarjeta de Crédito

img_7660
¿No pagar una tarjeta de crédito es el fin del mundo?

Nos han llegado muchas preguntas relacionadas a lo que podría pasar si por alguna razón ya no puedes pagar una tarjeta de crédito; una de las dudas más frecuentes es, si pueden ir a parar a la cárcel o si pueden embargar su casa o si sus referencias tienen alguna obligación con esa deuda o si pueden embargar algún bien e incluso dinero por no pagar esa tarjeta.

En este artículo hablaremos de forma concreta de las cosas que podrían o no pasar, cuando se deja de pagar una tarjeta de crédito:

¿Puedo ir a la cárcel por no pagar una tarjeta de crédito? 

La respuesta es un enfático: NO, eso lo indica nuestra constitución política en su artículo 17 el cual dice textual:

NADIE PUEDE SER APRISIONADO POR DEUDAS DE CARACTER PURAMENTE CIVIL.

¿Es verdad que ahora la ley es más “dura” contra los deudores por la Reforma Financiera?

Sí, a partir del 1o de enero del 2015, entraron en vigor algunas cuestiones que afectan al deudor, pero solo en el caso de dar celeridad o facilidad a los bancos para poder demandar y embargar al deudor o pedir su radicación para evitar que salga de la ciudad donde se lleve a cabo el juicio. Hay que destacar que esto solo afectará al deudor irresponsable o confiado. Para que sepas todo al respecto, escucha lo que dice el vice presidente de la CONDUSEF sobre este tema: Clic aquí

IMG_3706

¿Pueden embargarme por no pagar una tarjeta de credito? 

La respuesta es: SÍ, pero primeramente debemos entender que, para que pueda haber un embargo, tendrá que haber una demanda en contra del deudor. Una demanda mercantil es un proceso que requiere de ciertas formalidades y trámites. Los cobradores acostumbran utilizar “avisos de embargo” o “notificaciones telefónicas”, las cuales por supuesto carecen de cualquier valor legal.

Para que entiendas a detalle el “cómo” funciona un embargo, lee esta guía: Clic aquí

¿Mis referencias tienen alguna obligación por mi deuda de mi tarjeta de credito?

Por supuesto que NO, las deudas de este tipo son absolutamente personales. Por lo tanto, no pueden cobrar esas deudas a las personas que tienes como referencias con algún banco o tienda comercial. Solamente que una persona hayan firmado como Aval o Deudor Solidario, tendría la obligación de pagar esa deuda.

¿Pueden embargar la casa de mis papás por mis deudas al no pagar una tarjeta de crédito?

Si tramitaste ese crédito cuando vivías con tus padres, y actualmente ya no habitas en ese domicilio, al momento de mudarte te llevaste tus obligaciones financieras contigo. Es decir que, tus padres no tienen ninguna obligación con esa deuda y NO, no pueden embargar en ese domicilio.

Estoy rentando actualmente ¿Pueden embargar esta casa por mis deudas de tarjeta de crédito?

El inmueble como tal, no puede ser embargado, ya que es propiedad legal de un tercero, pero, podrían embargar los bienes que se encuentran en el interior del mismo.

¿Pueden cobrarse la deuda de las cuentas de ahorro que tengo en el mismo banco?

En este caso no se trataría de un embargo como tal, ya que para un embargo, como ya dijimos arriba, tendrían que demandarte primero. En este caso, el banco más bien se cobraría directamente de un dinero que te maneja en una cuenta de ahorro, cheques, nómina, etcétera, el saldo que tienes pendiente con ellos. Esto es perfectamente legal, ya que fuiste tú mismo el que les dio permiso para así hacerlo. ¿No nos crees? Lee esto: Clic aquí

¿Pueden cobrarse la deuda de mi nómina?

En este caso, tu cuenta de nómina tendría que estar en el mismo banco con el que tienes el problema para que se pudieran cobrar directamente. En caso de estar en otro banco, tendrían que demandarte primero y embargar hasta un 30% de tu sueldo excedente a partir de un salario mínimo. Lee todo al respecto aquí: Clic aquí

¿Me pueden mandar al buró de Crédito?

Todos los que tenemos algún crédito o financiamiento vigente o que tenemos algún servicio como telefonía celular o TV de paga, nos encontramos en el buró de crédito. Lo que cambia es la calificación que ahí tendremos. Si pagamos puntualmente nuestras deudas, nos mantendremos con buenas calificaciones en el buró de crédito, si nos atrasamos con los pagos, nuestra calificación será mala. Para que tengas mayor información al respecto, ve este video:

¿Cuál es el riesgo real que tengo de ser demandado por este problema?

Eso depende de varios factores, como son: El tipo de acreedor al que le debas, cuánto dinero debas y cuanto tiempo llevas sin pagar esa deuda en particular. Claro está, que antes de que algún banco o tienda comercial decida demandarte, primero buscará llegar a algún tipo de acuerdo contigo. Es muy importante que tengas una estrategia bien estructurada y ordenada para que puedas llegar a buen término con este problema. Para que sepas cual es tu nivel de riesgo de demanda en particular, lee esta guía: Clic aquí

IMG_5623

¿Tienes más dudas respecto a este tema que te gustaría que comentáramos?

Como podrás ver, el no poder pagar una deuda de tarjeta de crédito NO es el fin del mundo, y también debes saber que SÍ existen opciones para no llegar a extremos como juicios y embargos. Aquí en la Organización Nacional de la Defensa Del Deudor, SC, te ayudaremos a encontrar opciones reales para acabar con tus deudas, con un pago justo y en condiciones que se adecuen a tu situación económica.

Para mayor información, comunícate con nosotros a través de nuestros teléfonos: (0155) 5594 5453 y 5594 5491 con 10 líneas a tu servicio.

como-cobrar-seo

________________________________________________

Si las deudas se han convertido en un problema en tu vida, contáctanos, podemos ayudarte.

Defensa Del Deudor, SC.

contacto@dddmx.org

(0155) 4440 0690, 8464 3885, 8464 4900

www.defensadeldeudor.org

Video: ¿Qué es Defensa Del Deudor?

Programas de radio de asesoría en vivo, lunes 3 pm y jueves 9 pm: www.radioddd.org

 

10 cosas que no te conviene olvidar sobre tu tarjeta de crédito

0010255169

El buen uso de una tarjeta de crédito implica disciplina y, sobre todo, tener los pies en la tierra. Te presentamos algunas claves para que tus tarjetas sean una herramienta útil para tus finanzas y no un problema fuera de control.

Las tarjetas de crédito son una de las armas más poderosas en el sistema financiero. Bien llevadas constituyen un medio de pago seguro y un financiamiento que puede resultar de mucha utilidad a la hora de administrarte. Mal llevadas pueden ser una pesadilla.

Existen factores que debes analizar antes de decidirte por una tarjeta de crédito, según lo explica la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

Tu forma de pago: Si eres totalero, el primer factor a considerar son las cuotas por anualidad, pues debes buscar una tarjeta con la que te sientas cómodo en la relación precio-servicios. Para quienes no pueden cumplir mes a mes con el pago del adeudo total, el factor más importante son las tasas de interés; sin embargo, es recomendable que no dejes crecer tu deuda.

Tu ingreso: Evita contratar la tarjeta platino de tu banco si no cuentas con un ingreso adecuado para cubrir los pagos. Gastar más de lo que se puede pagar es el camino seguro a un desastre financiero.

Tus consumos: Determina para qué quieres tu tarjeta: ¿para usarla en vez de efectivo de manera cotidiana?, ¿sólo para casos de emergencia?, ¿para comprar algo de valor elevado a meses sin intereses? Antes de optar por una tarjeta analiza cuál le viene mejor al ritmo que planeas darle.

Cuánto cuesta la tarjeta: El Costo Anual Total (CAT) es un indicador que engloba la tasa de interés, la anualidad y las comisiones que se cobran. Es un número expresado en porcentaje en términos anuales, que sirve para comparar todas las tarjetas en el mercado.

10 cosas que no te conviene olvidar

Si ya cuentas con tu tarjeta, existen algunas claves que ayudan al buen funcionamiento de tu plástico; si las llevas a cabo, es probable que tu idilio financiero sea positivo, pero si las dejas en el olvido, las probabilidades de un colapso aumentan. Toma nota:

  1. Usa tu tarjeta en función a lo que ganas. Evita comprar cosas que estarían fuera de tu alcance sin el financiamiento.
  2. Evita siempre pensar que el dinero en tu tarjeta es un ingreso adicional. NO ES ASÍ.
  3. Evita pagar sólo el mínimo: tu deuda puede crecer como bola de nieve sin que te des cuenta.
  4. Ten cuidado con los meses sin intereses; siempre parecen atractivos, pero pueden salirse de control. Muchos pagos pequeños se pueden convertir en una deuda grande.
  5. Recuerda siempre conservar tus comprobantes y revisar tu estado de cuenta.
  6. Anota y ten presente tu fecha de corte y tu fecha límite de pago. La fecha de corte es la fecha en que el banco marca como el fin de un periodo de registro de consumos. Tu fecha límite de pago implica el último día para que cubras tu adeudo sin generar comisiones.
  7. Usa los plazos para adquirir bienes duraderos, evita contraer deudas largas por pagos como despensa o dinero en efectivo.
  8. Recuerda siempre que sacar dinero en efectivo de tu tarjeta de crédito implica una tasa mayor a la de un crédito personal; ocupa esta opción sólo en casos de emergencia.
  9. Evalúa bien tus necesidades antes de contratar productos secundarios, como seguros o plásticos adicionales. Recuerda que estos servicios tienen un costo que se cobra, generalmente, de manera mensual.
  10. Recuerda que puedes cancelar tu tarjeta cuando así lo desees, siempre y cuando liquides todo tu adeudo.

 

Como siempre, aquí en la Organización Nacional de la Defensa Del Deudor seguimos trabajando en beneficio de toda la comunidad de deudores responsables que buscan opciones reales para acabar con sus deudas, con un pago justo y en condiciones que se adecuen a su situación económica.

Para mayor información, comunícate con nosotros a través de nuestros teléfonos: (0155) 5594 5453 y 5594 5491 con 10 líneas a tu servicio.

www.defensadeldeudor.org

Escucha más: www.radioddd.org

Fuente: FORBES México